Skip to main content

Noticia

Coches autónomos

En los coches autónomos, ¿quién es el responsable en un accidente?

coche autónomo
Si los coches van a ser autónomos... ¿sobre quién o qué recae la responsabilidad del accidente?

En EEUU, el Estado de Florida va a pasar a la historia por haber sido el primer lugar del mundo en elaborar una normativa que dé luz verde la circulación de los coches 100% autónomos. Entre otras cosas, se permitirá a los pasajeros de este tipo de vehículos utilizar dispositivos móviles e incluso ver la televisión. Como es habitual, la legislación vigente y las nuevas tecnologías no van de la mano, y dentro del marco legal de los coches autónomos nos encontramos con un mar de incógnitas que todavía están por resolver.

Te interesa: ¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Actualmente en nuestro país, según la legislación estatal, el conductor “debe estar en todo momento en condiciones de controlar su vehículo”. La DGT emitió una instrucción en noviembre de 2015 que define el vehículo autónomo como aquel “equipado con tecnología que permita su manejo o conducción sin precisar de forma activa del control o supervisión de un conductor”. Existen 5 niveles:

VÍDEO: Renault EZ PRO, eléctrico y autónomo, perfecto para las entregas de Amazon


- Nivel 0: coches analógicos sin ningún tipo de ayuda electrónica para la conducción.


- Nivel 1: la nueva generación de vehículos que incluye automatismos, como la frenada automática de emergencia, los retrovisores con aviso de ángulo muerto, la alerta de cambio involuntario de carril o el control de crucero.


- Nivel 2: aquellos coches que, gracias a una cámara, activan la frenada de emergencia automáticamente, leen las líneas blancas y calculan las distancias con precisión. Por ley, el conductor es responsable del vehículo y debe llevar las manos al volante.


- Nivel 3: incluye el adelantamiento autónomo; acciona el intermitente, cambia de carril, adelanta y vuelve a la línea. Este nivel ya está listo en China y EEUU, pero por un cambio legal está limitado en Europa hasta 2020. Se permite soltar el volante en atascos urbanos y de autopista a una velocidad inferior a los 60 km/h. 


- Nivel 4: es el tipo de coche que convierte al conductor en pasajero. La tecnología lo exime de cualquier responsabilidad, así que puede dormirse, ir en los asientos traseros...


- Nivel 5: la 'automatización plena'. Entran en juego vehículos sin volante ni pedales; es decir, desaparece el 'papel' de conductor por primera vez. Será en este punto cuando la función de conducir sea sustituida por cualquier otra que pueda realizarse dentro del habitáculo del automóvil. 

Los niveles 3, 4 y 5, resultan inviables sin unas buenas carreteras y una conectividad que permita al vehículo disponer de información permanente, requisito que, actualmente, no se garantiza en muchas regiones de nuestro país. Al margen, surgen otras cuestiones colaterales como la necesidad de adaptar las cláusulas de los seguros para este tipo de coches.

La mayor incertidumbre tiene que ver con la seguridad y con la asunción de responsabilidades en caso de accidente. Y, por ello, desde TRAFICOAYUDA piensan que habrá que pulir concienzudamente cuestiones como: ¿quién es responsable de cualquier irregularidad en carretera? ¿Es el propio vehículo víctima o culpable de un accidente? ¿Dónde termina la responsabilidad del conductor y empieza la del coche, dado que este no tendría participación práctica en el automóvil de nivel 5? 

Etiquetas:

Coche autónomo

Y además