Skip to main content

Noticia

El coche no es el único factor contaminante en Madrid

Madrid centro

La Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) ha determinado que el coche no es el único factor contaminante en Madrid y causante de muertes prematuras.

Según los datos extraídos por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) en 2015 (el último año del que se tienen cifras) la concentración de partículas contaminantes en el aire fue responsables de unas 422.000 muertes prematuras en 41 países europeos, de los que cerca de 391.000 se produjeron en los 28 Estados miembros de la Unión Europea. Ahora bien, pese a la creencia popular de que el principal responsable es el coche, éste no es el único factor contaminante, especialmente en Madrid.

No te pierdas: Verdad o mentira: ¿retirar los motores diésel evitaría 8.000 muertes al año?

Datos extraídos también de la AEMA, el 13% de las partículas contaminantes en los 28 países miembros de la Unión Europea son ocasionados por el transporte por carretera. Esto convierte al tráfico rodado en el segundo factor determinante en los altos niveles de contaminación que se registran en la capital española últimamente, pero el primer puesto es incluso más alarmante.

Vídeo: Así es el nuevo Protocolo de emisiones WLTP:

Las viviendas, causantes de la emisión de más del 50% de las partículas contaminantes

La AEMA ha revelado cuál es el factor más contaminante en Madrid, y gana por goleada al coche. El 56% de las partículas emitidas a la atmósfera provienen de las viviendas particulares, las tiendas y centros comerciales, y los edificios institucionales. Los procesos productivos industriales suponen el 10% de la contaminación y el uso de la energía en la industria otro 7%, mientras que los agrícolas el 5%. Otro 5% de las emisiones provienen de la generación y transporte de la energía.

Entre los diferentes Protocolos Anticontaminación que están estableciendo las diferentes ciudades como Madrid y Barcelona, la medida estrella para reducir las emisiones se limita a restringir el tráfico rodado en el centro de la ciudad y a reducir el límite de velocidad en determinadas zonas. Sin embargo, estos reglamentos pasan por el alto el uso de las calefacciones, también responsables de un alto nivel de emisiones.

Fuente: El Mundo, AEMA

Lecturas recomendadas