Skip to main content

Noticia

Cinco virtudes y un defecto del Hyundai i30 Fastback N

Hyundai i30 Fastback N
Deportividad en formato sedán.

Hyundai se ha propuesto mostrar su lado más deportivo y vaya si lo está consiguiendo: la familia N ha sido una sorpresa realmente agradable y no para de crecer. Hoy queremos analizar la última incorporación de la gama, las Cinco virtudes y el defecto del Hyundai i30 Fastback N.

VÍDEO: Thierry Neuville, a saco con el Hyundai i30 Fastback N

Virtudes

Diseño

N en Hyundai significa deportividad y eso queda claro desde el primer vistazo, con una estética más agresiva de lo habitual que se agradece. Comparte muchos elementos con el cinco puertas, lo que no puede sino ser una buena noticia: parrilla con el marco cromado, paragolpes con grandes entradas de aire, labio inferior rojo, llantas de gran diámetro, difusor con dos salidas de escape, luz de freno triangular…

Más potencia

Bajo el capó monta el ya conocido motor 2.0 tetracilíndrico turbo que, según mercados, desarrolla dos niveles de potencia distintos: 250 y 275 CV. Sea cuál sea, el par es idéntico, de 353 Nm, se asocia a una caja de cambios manual de seis relaciones y alcanza los 250 km/h de punta. Lo que si varía es el tiempo que tarda en completar la aceleración de 0 a 100 km/h: 6,4 segundos para el pequeño y 6,1 para el mayor.

Hyundai i30 Fastback N: deportividad para el sedán compacto

N Grin Control

Aunque el Hyundai i30 Fastback N sea la variante deportiva del modelo, no tienes porque querer conducir siempre “a cuchillo”, por lo que se agradece un selector de modos como el N Grin Control, que permite elegir entre Eco, Normal, Sport, Custom, N y N Custom. Eso sí, seguramente sean estos últimos los que más utilices.

Color exclusivo

Por si no se diferenciaba suficiente del Hyundai i30 N, la marca coreana ha tenido un guiño de deferencia hacia los que opten por este modelo, que dispondrán en exclusiva del color Shadow Grey para la carrocería. Es bastante bonito, aunque es difícil decidirse por él estando disponible también el azul claro que ya sentimos que es característico de la familia.

Fastback

No es el más versátil de la gama (título que tiene por derecho propio el familiar), pero sí que gana por la mano a la carrocería de cinco puertas. Su tercer volumen, además de variar sensiblemente el diseño y darle unas proporciones bastante atractivas, mejora la capacidad de carga hasta los 450 litros, que abatiendo la fila trasera de asientos crecen hasta los 1.351.

Defecto

Fastback

Si, puede resultar extraño que el mismo punto se encuentre tanto en las virtudes como en el del defecto, pero tiene sentido. Personalmente una carrocería como está nos encanta y, a nivel comercial, también tiene toda la lógica del mundo ofrecer la variante deportiva del Hyundai i30 en diversos formatos, pero también hay que tener en cuenta cómo funciona el mercado español.

Tradicionalmente se han vendido mejor las carrocerías compactas que las sedán (solo hay que echar un vistazo a la oferta actual de todas las marcas), por lo que es posible que no tenga tanto éxito como su hermano de cinco puertas.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Etiquetas:

virtudes/defectos

Y además