Noticia

Cinco virtudes y un defecto del Audi A7 2018

Audi A7 virtudes y defectos
Enrique León

El nuevo modelo de la marca ya está a la venta en España.

El Audi A7 2018 está finalmente entre nosotros. La nueva generación de la famosa berlina deportiva aterriza con las pilas cargadas, una edición que quiere ser más fuerte que la anterior. En estas líneas descubrirás cinco virtudes y un defecto del Audi A7 2018. Y es que, a pesar de ser un producto muy potente, todo en esta vida tiene su parte mala. Este nuevo modelo de la firma de los aros ya está a la venta en España, llegando estos días las primeras unidades a los concesionarios.

No te pierdas: 'Todo lo que necesitas saber del Audi A7 2018'

Diseño

Puede parecer que el Audi A7 2018 es una copia del anterior, pero no es así. Por supuesto se inspira en su predecesor pero el nuevo modelo cuenta con un nuevo lenguaje de diseño. La estética de esta enorme berlina deportiva vuelve a dejarnos boquiabiertos, encontrando un coche que puede enamorarte perdidamente o puede llegar a hacerte sentir todo lo contrario. Aunque ya sabes, si eres especial tendrás tanto seguidores como detractores.

VÍDEO: Así es el Audi A7 2018 desde todos sus rincones

Tecnología

Al igual que lo hizo el nuevo Audi A8, este Audi A7 2018 logra dar un salto en tecnología destacado. En su interior podemos ver dos pantallas para controlar todos los sistemas del coche. La que se ha colocado en una posición superior tiene 10,1 pulgadas de tamaño y recoge los datos del equipo de infoentretenimiento. La pequeña, la de 8,6 pulgadas, se convierte en todo un touchpad en el que poder escribir direcciones, números de teléfono, etc.

Calidad percibida

Gracias a estas pantallas y la gran calidad con la que se completa el habitáculo, el Audi A7 2018 gana en calidad percibida. Al visitar el habitáculo la sensación es extraordinaria, encontrando un espacio similar al interior del buque insignia de la marca. La berlina deportiva tiene detalles de berlina de representación, aunque busque más la personalidad dinámica de los modelos de corte coupé.

Más ágil que un Audi A8

El Audi A7 no se comporta como un Audi TT, pero si es más ágil que un Audi A8 pese a contar con una carrocería de dimensiones importantes. Este modelo regala al conductor un comportamiento dinámico, de Gran Turismo, pudiendo conducirlo de manera más deportiva que la berlina de representación de la marca.

Grupo óptico

El Audi A7 2018 cuenta con un grupo óptico que utiliza la última tecnología de la marca. Los faros delanteros tienen una matriz de 12 segmentos iluminados separados por pequeños espacios que no se iluminan. Las luces traseras, las que recuerdan a los Porsche 911 Carrera 4, cuentan con 13 puntos de luz separados por esas sombras de las que hablamos.

¿Y el defecto?

El defecto podría haber sido el precio, pues de momento, para reservar una unidad del nuevo Audi A7, tendrás que desembolsar al menos 70.000 euros. Pero no, hay un lado aún más oscuro en esta berlina deportiva que nos duele más que el “porrón” de billetes a los que hay que decir adiós si lo queremos en el garaje. Hablamos de la nueva nomenclatura, una decisión de la marca que a la mayoría no convence. A nosotros tampoco. Y es que, el motor de lanzamiento, el 3.0 TFSI V6 turbo, se denomina 55 TFSI. ¡Menudo lío!

Redactor

Redactor en AutoBild.es

Lecturas recomendadas