Noticia

A bordo

Las cinco claves del coche conectado: ¡eficiente y seguro!

Sara Soria

11/05/2015 - 17:35

En una década el coche conectado ofrecerá la misma experiencia de conexión a Internet que en la actualidad disponen los dispositivos móviles. Es una de las conclusiones del informe ‘everis connected car’ que pone sobre la mesa el reto de la industria del automóvil para fabricar coches más eficientes, seguros y divertidos gracias a las muchas posibilidades que permite el coche conectado. Everis presenta las cinco claves del coche conectado.

El intercambio de información entre el vehículo y el entorno gracias a los coches conectados está transformando la industria del automóvil. Tanto es así que en diez años la implantación del coche conectado será 100% según se desprende del informe ‘everis connected car’. Es por ello que el sector debe afrontar nuevos retos para ofrecer a los conductores una nueva experiencia de conducción basada en tres pilares fundamentales de la conectividad: el software, la electrónica y la automatización. En la galería puedes ver las cinco claves del coche conectado según everis: seguridad vial, infoentretenimiento, tráfico eficiente, eficiencia de costes e interactividad.

El coche conectado es el resultado de una sociedad que demanda conducir automóviles que les ofrezcan la misma experiencia de conexión a Internet que en la actualidad tienen los dispositivos móviles, en casa o en el trabajo. La implantación de esta tecnología en los coches ofrece una conducción más eficiente, el acceso a canales de información y entretenimiento y sin riesgos al volante, abaratar costes o aumentar las prestaciones de los vehículos.

Por ejemplo, el coche conectado ya supone una mejora en seguridad vial y en el futuro esta mejora será aún mayor. Por ejemplo, a partir de marzo de 2018 será obligatorio que todos los coches nuevos fabricados en Europa incluyan de serie el sistema de llamadas de emergencias eCall, lo que permitirá mejorar los tiempos de asistencia en caso de accidente. También permitirá detectar averías e incluso la asistencia remota en carretera.

En la actualidad muchos vehículos ya disponen de sistemas de conectividad con el que pueden consultar la situación del tráfico en tiempo real, recalcular la ruta, encontrar aparcamiento libre o la gasolinera más cercana y con el precio más barato, localizar y bloquear en remoto vehículos robados o saber a qué velocidad circulan sus hijos. En el apartado de entretenimiento los conductores pueden acceder a servicios de información y entretenimiento reduciendo el riesgo de distracciones al volante. Las diferentes aplicaciones que se están desarrollando para integrar en los vehículos permiten conocer las últimas noticias, escuchar música a través de plataformas de radio online y de música en streaming y acceder al e-mail para leer y enviar correos de forma segura mientras se conduce. 

Según el informe de everis, el coche conectado supondrá un desafío para el negocio tradicional de los fabricantes de coches, los cuales tendrán que buscar acuerdos y socios en el campo de la conectividad y las tecnologías para equipar sus vehículos con software y programación específica que haga posible el coche conectado del presente y del futuro.

Ángel Ruiz Martí, gerente de Automoción en everis, señala que “el vehículo conectado se acabará convirtiendo en un nuevo canal digital con el consumidor (conductor y pasajeros), que permitirá el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio tanto para fabricantes de automóviles como para actores de fuera del sector. Los nuevos servicios digitales (car apps) ofrecidos a través del vehículo serán un factor clave que se tendrá en cuenta por parte de los potenciales usuarios y compradores, por lo que abrir la plataforma a terceros para desarrollar estos servicios será clave como lo fue en su día con los Smartphones.”

Lecturas recomendadas

Sara Soria

Periodista especializada en motor

Buscador de coches