Noticia

Chris Harris se enfrenta al Aston Martin más salvaje

Chris Harris se enfrenta al Aston Martin más salvaje

Raúl Salinas

16/08/2015 - 17:00

El Aston Martin Vantage GT12 es la versión más potente y radical de su modelo de acceso a la gama. Inspirado en el mundo de la competición, donde este modelo compite incluso en las 24h de Le Mans, tiene como objetivo plantar cara a otras versiones radicales como el Porsche 911 GT3 RS o el Ferrari 458 Speciale. ¿Lo conseguirá? ¿Estará a la altura? Chris Harris se ha puesto a sus mandos para sacarnos de dudas.

Chris Harris llega con un nuevo vídeo y esta vez es de esos que uno desea ver. El Aston Martin Vantage GT12 es la versión más radical y salvaje del V8 Vantage, el 'baby-aston' que con el paso de los años ha llegado a convertirse en un auténtico misil. Se trata de una versión que prácticamente es la misma que participa en el mundo de la competición, pero con los cambios convenientes para poder ser homologado para circular por la calle. No obstante, su estética nos recuerda rápidamente a los Aston Martin de competición, un coche sacado del circuito para ser disfrutado en la carretera. ¡Aquí tienes el vídeo!

Te interesa: Aston Martin V12 Vantage S Roadster, ¡con él tocas el cielo!

Te recuerdo que este modelo originalmente se iba a llamar Aston Martin Vantage GT3, en honor a la versión de competición en la que se basa, pero Porsche dijo que eso no iba a ser posible. Da igual cómo se llame, ¡es bestial! Estéticamente parece un modelo de competición, con un enorme labio frontal y un exagerado alerón trasero. La combinación de colores también ayuda y mucho, pero es tras el volante, donde este Aston Martin lo da todo. El Aston Martin Vantage GT12 es 100 kg más ligero que el Aston Martin V12 Vantage y su motor alcanza los 600 CV de potencia. Las cifras no mienten y la cara de disfrute de Chris Harris, tampoco. Una pena que las 100 unidades que se van a fabricar de este pura raza ya estén agotadas...¡ni con el euromillón lo conseguiremos!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches