Skip to main content

Noticia

Motor

Un Chevrolet Silverado… ¡ha conseguido caminar sobre las aguas del Golfo de México!

Chevrolet Silverado

Youtube se ha convertido en una fuente inagotable de vídeos en los que se muestran las transformaciones  más surrealistas, inverosímiles, locas e imposibles. Uno de los usuarios que acostumbra a dejar sin palabras al personal es Whistlin Diesel, que en esta ocasión ha querido ir más allá. Literalmente: ha conseguido que un Chevrolet Silverado camine sobre las aguas del Golfo de México.

Prueba del Chevrolet Corvette C8 Stingray: ahora sí es otra historia

El Chevrolet Silverado 2500 forma parte del garaje particular del youtuber Whistlin Diesel. El orgulloso propietario del modelo no ha dudado a la hora de experimentar con él transformándolo y modificándolo a su antojo. No obstante, parece que todos los experimentos que había hecho hasta ahora le sabían a poco y ha decidido llevar a su Monstermax (como la ha bautizado) al siguiente nivel.

Cuando uno se cruza por la calle con ese Chevrolet ampliamente modificado la vista se va, inevitablemente, a sus cuatro enormes ruedas de camión. Y por aquí es por donde comienza este curioso restyling: Whistlin Diesel ha decidido añadir cuatro neumáticos más pensando en sus aventuras fuera del asfalto. Y cuando decimos “fuera” hacemos referencia a aguas abiertas.

Chevrolet Silverado

La prueba en el Golfo de México

La modificación del Silverado le permite flotar y para poner el vehículo a prueba, el famoso youtuber llevó a su Monstermax desde Indiana hasta Florida. Allí reemplazó las gomas de carretera por las de agua y se dirigió al Golfo de México. Sorprendentemente tuvo la capacidad suficiente para moverse a través del agua utilizando su propia fuerza aunque, eso sí, a velocidades muy bajas.

Chevrolet K5 Blazer: los clásicos también pueden ser eléctricos

Sin embargo, cuando la marea comenzó a subir el Chevrolet Silverado tuvo que ser remolcado por un bote para asegurarse de poder circular a contracorriente y seguir avanzando. La estampa de una camioneta que se abría paso por el Golfo de México llamó la atención de las autoridades, que desplegaron varios botes de la Guardia Costera de Estados Unidos para asegurarse de que todo estuviera bien. Y es que aunque el experimento fue un éxito total, Whistlin Diesel tuvo que pagar una multa de 60 euros por no tener la Monstermax debidamente registrada como un vehículo acuático.

Más:

YouTube

Y además