Logo Autobild.es

Este es el Chevrolet Corvette antiguo más deportivo que existe

chevrolet corvette stingray zl-1 1969

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el Chevrolet Corvette antiguo más deportivo que existe? Tras investigar un poco, lo hemos localizado en la tercera generación, un modelo muy raro con una producción súper reducida que hoy se es una pieza de coleccionismo al alcance de muy pocos afortunados.

El Chevrolet Corvette es uno de los coches más longevos de la historia del automóvil. Se lanzó al mercado originalmente en 1953 y sigue a la venta en nuestros días tras ocho generaciones del deportivo americano por excelencia. Por supuesto, en 70 años de vida comercial se han lanzado multitud de modelos, versiones y ediciones especiales, incluyendo algunas de las más deportivas que se recuerdan.

Hoy hacemos una parada en esta historia del Chevrolet Corvette para localizar la versión más deportiva que existe entre los modelos más antiguos. Lo encontramos en la tercera generación (C3) con el Corvette Stingray ZL-1 de 1969, uno de los modelos más emblemáticos del Corvette, más prestaciones y exclusivos de su historia.

ZL-1, el apellido del Chevrolet Corvette antiguo más deportivo que existe

Se lanzó, como te decía, junto a la tercera generación del modelo, que llegó al mercado en 1968 y es considerado como uno de los coches más extremos de su época, en pleno vorágine de los muscle car americanos. 

La versión ZL-1, aparece por primera vez un año más tarde y lo hace como un paquete de rendimiento que tomaba como base al Corvette Stingray. Con un sobreprecio de unos 4.700 dólares de la época, (el doble del precio base del modelo) el comprador se llevaba un Corvette con un motor más potente, el famoso L88 de bloque grande, un V8 de 7.0 litros capaz de rendir hasta 460 CV.

Corvette

El propulsor derivaba del motor de carreras CanAm de 560 CV totalmente de aluminio que había sido construido en la fábrica de St. Louis y homologado para su uso en la calle. El motor venía equipado también con bielas más resistentes, un cigüeñal rediseñado, pistones y válvulas de escape más grandes, un árbol de levas modificado y una culta de aluminio con un diseño mejorado.

Además del motor L88 ZL-1, el Corvette equipaba unos frenos sobredimensionados con asistencia eléctrica, una nueva suspensión y un eje trasero modificado. Además, fue aligerado eliminando la radio, la calefacción, el aire acondicionado, las ventanillas eléctricas y la dirección asistida.

Solo dos unidades que hoy son piezas de colección

chevrolet corvette stingray zl-1 1969

Lo más interesante del Chevrolet Corvette Stingray ZL-1 de 1969 es que solo se ensamblaron dos unidades como un proyecto de homologación de la FIA/NHRA y, en la práctica, nunca llegó a estar destinado para su venta al público.

De hecho, se dice que General Motors tan solo ensambló dos ejemplares, un coupé y un descapotable, con las especificaciones ZL-1, y el primero jamás llegó a comercializarse. El segundo, el modelo Convertible, fue el único que acabó en manos privadas después de que fuera adquirido por John W. Maher a finales de diciembre de 1968.

Este coche salió a subasta en enero del año pasado en Arizona, de la mano de RM Sotheby’s, donde se acabó vendiendo por la friolera de 3.140.000 dólares, el equivalente a unos 2.929.000 euros, según el tipo de cambio actual.

Fotos: Motorcar Studios | RM Sotheby’s

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Coches deportivos,