Skip to main content

Noticia

Un BMW M3 E92, la última víctima del circuito de Nürburgring

BMW M3 E92

El circuito de Nüburgring se ha cobrado una nueva víctima, en esta ocasión un BMW M3 E92 de la generación anterior, esa que equipaba un motor V8 atmosférico capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos.

Tengo que reconocer que me siento un privilegiado por haber estado en dos ocasiones en el circuito de Nürburgring. Sí, en el trazado antiguo. Fue entonces cuando comprendí la razón por la que lo llaman 'El Infierno Verde'. Por muchos circuitos de carreras que hayas visitado, no existe nada igual en el mundo. Da auténtico pavor rodar al límite allí, y cualquier error se puede pagar muy caro. Y si no, que se lo pregunten al conductor del BMW M3 E92 que protagoniza la noticia de hoy. Ha sido una de las últimas víctimas de las barreras del trazado alemán.

La pérdida del tren trasero del conductor es la que provoca el siniestro del M3, algo que viene dado por afrontar el viraje en cuestión a mayor velocidad de la debida. Como decíamos antes, cualquier error que cometas en esta pista es penalizado con un accidente, justo lo que ocurre en esta ocasión. Y eso que el piloto está a punto de salvarlo durante unos segundos. Finalmente lo inevitable sucede y el deportivo de BMW se va contra las barreras. Por suerte, solamente hubo que lamentar daños en la carrocería del vehículo, saliendo los ocupantes del mismo ilesos.

No te pierdas: Espectacular accidente en cadena en el circuito de Nürburgring

A la dificultad intrínseca que tiene rodar en Nürburgring con cualquier coche hay que añadir los que provoca este BMW M3 E92. Se trata de uno de los deportivos más radicales jamás creados en la fábrica de la marca alemana, y desde luego uno de los más delicados de controlar sin las ayudas electrónicas. El rendimiento del motor V8 atmosférico de 420 CV de potencia que equipa es casi tan brutal como el sonido que emana por sus escapes. Y no olvidemos que, ya sea en la versión manual de seis velocidades como en la automática de siete, todo este torrente de fuerza descarga únicamente sobre el tren trasero. Divertido, sí, pero con cuidado.

A pesar de todo esto, si eres de los que disfruta con este tipo de vehículos tan vitaminados, debes saber que esta generación del BMW M3 puedes conseguirla en el mercado de segunda mano por unos 30.000 euros, quizás algo menos. Sí, puede que el de ahora equipe mucha más tecnología e incluso rinda más con su propulsor de seis cilindros, pero la magia que tiene un motor V8 es imposible de igualar. Pero ojo, no olvides tener cuidado con él, ¡especialmente si vas a Nürburgring!

Lecturas recomendadas