Skip to main content

Noticia

El BMW M1 celebra su 40 cumpleaños

40 años del BMW M1
Un mito.

BMW ha dado al mundo un gran número de modelos icónicos, pero pocos hay más míticos que el deportivo BMW M1. Vio la luz en el Salón del Automóvil de París de 1978 y ahora que cumple 40 años es un buen momento para recordar como causó sensación desde el minuto uno.

VÍDEO: BMW M1, versión de competición

El mayor culpable de eso fue Giorgio Giugiaro, la mano tras su diseño final. La base del modelo fue la de un prototipo de 1972 que creó Paul Bracq, con motor turbo y unas llamativas puertas de alas de gaviota. Sobre ella Giugiaro creó un deportivo que eliminaba las formas redondeadas para lucir un perfil anguloso, lleno de líneas rectas y de aristas. El resultado fue espectacular, con una estética realmente llamativa con un inconfundible aroma italiano que, con apenas 1.140 mm de altura era un imán para las miradas.

Sale a la venta un BMW M1 con solo 13.500 euros

Pero no solo de imagen vivía el BMW M1, también sus entrañas estaban a la altura. Contaba con un motor situado en posición central trasera que desarrollaba 277 CV de potencia y que le permitía alcanzar una velocidad punta de 260 km/h. Aún siendo rápida, la variante de calle se queda corta si se la comparaba con la de competición. En la serie ProCar llegó hasta los 490 CV y todavía está por legar la variante del Grupo 5 que gracias a la turbocompresión alcanzó los 950 CV.

El BMW también fue especial porque, como parte de la serie de Art Car de la marca alemana, Andy Warhol le dio su peculiar toque a una unidad, convirtiéndolo en el cuarto modelo e la serie. Transformado en una obra de arte, aunque el propio Warhol sentenció que “Pero el coche es mejor que el arte”, su destino no fue un museo si no que, preparado para la competición, participó en numerosos campeonatos, siendo el más destacado el de las 24 Horas de Le Mans de 1976, en las que quedó sexto.

Todo sobre BMW

Todo sobre BMW

BMW

BMW

Modelos de BMW más populares

Ver todos los modelos

Y además