Skip to main content

Noticia

Motor

El BMW 320d con etiqueta ECO llega este año: menos consumo, menos emisiones y más fino

Serie 3 microhíbrido

El año 2020 viene cargado de nuevos coches, tanto es así que, echando la vista hacia atrás, puede que estemos ante el año en el que veremos más lanzamientos de los últimos tiempos. Una de las protagonistas en el capítulo de novedades será BMW, que se halla inmersa en una estrategia donde la electrificación de su gama ocupa un lugar prioritario. Dentro de este proyecto destaca la hibridación del Serie 3.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2020: el año más convulso del motor

En un comunicado oficial de la marca bávara, BMW ha explicado los pasos que está dando la estrategia de la que hablábamos. Lo han hecho describiendo el desarrollo que están llevando a cabo las mecánicas híbridas (enchufables y microhíbridas) y las eléctricas. Al mismo tiempo ha desvelado los pasos que irán dando en los próximos meses.

Y en ese calendario figura el BMW Serie 3 320d microhíbrido, que será una realidad esta misma primavera de 2020. La firma alemana mantiene bajo su capó los 190 CV, pero al convertirlo en un microhíbrido, el motor diésel es más eficiente que el convencional. Esto hace del Serie 3 una interesante opción a tener en cuenta.

Serie 3 microhíbrido

Con la pegatina ECO

Una de las razones salta a la vista. Al tratarse de un microhíbrido, el Serie 3 320d lucirá en la esquina de su parabrisas la pegatina ECO de la DGT y, por lo tanto, podrá acceder a las zonas en las que está restringido el tráfico. Lo hará gracias al motor eléctrico que está asociado al de arranque y que son sus 48 voltios puede generar hasta 11 CV adicionales (8 kW).

Práctico: las 4 ventajas de la etiqueta Eco de la DGT

Su fisonomía de coche microhíbrido hace, además, que tenga unas cifras de consumo y emisiones muy modestas. El consumo oficial más bajo del Serie 3 se sitúa en 4,1 l/100 km mientras que el más alto (correspondiente a la versión xDrive Touring, la familiar con tracción total) cuenta con una cifra de 4,5 l/100 km. En cuanto a las emisiones, el BMW 320d presume de 107 gramos cada 100 kilómetros.

Serie 3 microhíbrido

Un coche más fino

Las consecuencias evidentes de estas características dan lugar a un coche más refinado. El sistema microhíbrido del Serie 3 da la opción al conductor de apagar el motor térmico cuando la situación lo permite generando un pequeño ahorro de combustible. Otra de las prestaciones del motor eléctrico pasa por utilizar su potencia en forma de ‘boost’ puntual para que el coche tenga fuerza extra. 

Finalmente, el sistema microhíbrido tiene la capacidad de adaptarse a los diferentes modos de conducción del BMW Serie 3 320d para que, así, el conductor tenga a su disposición el mejor rendimiento posible en cada escenario de conducción.

Y además

Más de Coches híbridos