Skip to main content

Noticia

Audi RS8, el Audi que quiso y nunca fue

Audi S8 delantera
Audi S8 delantera
La marca se negó a llevar a la vida al Audi RS8, a coronar la oferta RS con una berlina de "altos vuelos".

A lo largo de los años, la marca de los aros nos ha regalado modelos extraordinarios. Sin duda, uno de ellos es el Audi RS2, un modelo que abrió el sendero de los familiares deportivos y que surgió de una colaboración entre Porsche y la marca de Ingolstadt. Han pasado muchas primaveras desde aquello, y el RS2 sigue siendo un referente, sigue siendo un orgullo para la compañía alemana. Al igual que con el Audi RS2 la marca arriesgó, con otros modelos parece más prudente. Y es que, ¿nunca has pensado por qué no tenemos un Audi RS8?

No te pierdas la prueba del Audi S8 Plus

El Audi RS8 es ese Audi que quiso pero que nunca fue. Tenía cancha para jugar, había medios para hacerlo realidad, y algún rival que otro para protagonizar una pelea comparable a la de George Foreman y Muhammad Ali. Pero no, la marca se negó a llevar a la vida al Audi RS8, a coronar la oferta RS con una berlina de "altos vuelos", con un mísil forrado en cuero. No consintió, y nos quedamos sin él.

VÍDEO: Súbete con nosotros al Audi S8

Audi S8, la respuesta

Que la marca no haya creado un Audi RS8 no quiere decir que no disponga de una berlina de representación capaz de poner en serios aprietos a un reputado deportivo. En lugar de dejarse de rodeos y crear un Audi RS8, la marca fabricó el Audi S8 y el Audi S8 Plus, dos coches sencillamente espectaculares. El primero, con nada menos que 520 caballos de potencia. El segundo, lo más parecido a Hulk vestido de traje, con 605 CV.

No te pierdas: 'Cinco virtudes y un defecto del nuevo Audi A8'

El Audi S8 llegaba al mercado con un motor V8 de 4.0 litros capaz de desarrollar 520 o 605 caballos de potencia. Los números eran de infarto, pues según la marca, el S8 podía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, haciéndolo el S8 Plus en solo 3,8 segundos. Unas capacidades que ponían en serios aprietos a su competencia, el Mercedes S63 y S65 AMG y el Porsche Panamera Turbo, respondiendo con más fuerza.

La marca con sede en Ingolstadt apaciguaba nuestras ansias con el Audi S8, aunque no las liquidaba. Aún quedaba entusiasmo para pedir un modelo todavía más prestacional, más capaz que un Audi RS6 Avant o un Audi RS7. Una locura digna de la marca que dio los primeros pasos en el mundo de los familiares deportivos.

Audi S8 MTM Talladega, lo más parecido

En 2014 la empresa de preparaciones presentó el Audi S8 MTM Talladega, todo un despliegue de potencia que ridiculizaba al Audi S8 con una interpretación de lo que un hipotético Audi RS8 podría hacer. En un primero momento llegaba con 760 CV, aunque lo hemos llegado a ver hasta con 802 en su versión R.

Imagen - Audi S8

Y además