Skip to main content

Noticia

A bordo

Este aparato monitoriza constantemente la presión de las ruedas y vale menos de 25 euros

Aprende qué presión poner en tu coche

Contar con unos neumáticos en buen estado es un factor esencial para poder circular de forma segura. Y el nivel de presión de los mismos puede ser clave. De hecho, una diferencia de presión puede hacer que la dirección no funcione de forma precisa, o puede producirse un reventón del neumático mientras circulamos a alta velocidad, y esto fácilmente se convertiría en un accidente muy peligroso. Revisar la presión de las ruedas es algo que debemos hacer regularmente.

No obstante aparato que puedes comprar en Amazon puedes tener monitorizada la presión de las ruedas constantemente. Y su precio no es especialmente caro, porque lo podemos comprar por unos 23 euros.

Si quieres buscar distintos precios de este u otros productos similares en varias tiendas, puedes echar un vistazo al comparador de precios de Idealo.

Es un dispositivo que puedes comprar por un precio asequible y que soluciona un problema que tenemos todos los conductores. Al final comprobamos la presión de los neumáticos con menos regularidad de lo que deberíamos. Y por un precio de unos 23 euros es una compra ideal.

Se trata de un pequeño aparato que podemos llevar en el salpicadero, aunque no es imprescindible. Esta es su ubicación perfecta porque tiene una pequeña placa solar que alimenta de energía al dispositivo. Aunque también lo puedes conectar por USB.

El aparato nos muestra las cifras de la presión de cada uno de los neumáticos. Ahora bien, ¿cómo obtiene estos datos? Porque en cada una de las ruedas tenemos que instalar un sensor de presión. Pero no implica ninguna complicación el instalarlo, porque en realidad solo tenemos que sustituir los tapones de las ruedas por unos sensores que cuentan con una pequeña pila de botón.

Estos sensores están identificados para cada una de las ruedas, por lo que resulta muy simple instalarlos. Una vez instalados, cada vez que alcancemos una velocidad mínima, los sensores y el dispositivo se activarán y empezarán a indicarnos la presión de cada uno de los neumáticos.

Una vez que detenemos el vehículo, al cabo de cinco minutos, el dispositivo se apaga para ahorrar energía, por lo que es completamente autónomo y no tenemos que hacer absolutamente nada para poder ver el nivel de presión de las ruedas una vez que ya lo hemos instalado.

Como es lógico, no se puede esperar el nivel de precisión de un medidor de presión profesional. Sin embargo, es muy útil para poder detectar grandes diferentes de presión en los neumáticos y poder solventarlo cuanto antes.

Y además