Noticia

Alfa Romeo 75, ¿el último Alfa Romeo puro?

Alfa Romeo 75
Enrique León

El Alfa Romeo 75 fue el último modelo antes de que finalizara la era independiente de la marca.

Alfa Romeo siempre ha sido definida con términos pasionales. La marca italiana ha estado muy ligada desde que comenzara su historia con la pasión, una palabra que le ha marcado durante sus años de vida. Pero quizás, para algunos, ese lado pasional terminó con la compra por parte del Grupo Fiat, una venta que puso punto y final a la era independiente de la marca. El Alfa Romeo 75 fue el último modelo antes de que finalizara esta era, un coche que ahora hemos querido recordar.

No te pierdas: 'Los 5 mejores Alfa Romeo de la historia'

Poco dinero pero, cómo no, mucha pasión

Pese a que el Alfa Romeo 75 haya pasado a la historia como un coche de interesantes atributos, su fabricación no estuvo marcada por la innovación o el empleo de novedosos materiales. Más bien todo lo contrario. En los años ochenta la marca pasaba por momentos difíciles, las cuentas no salían y se hacía necesario lanzar un modelo que pudiera generar beneficios con coste de producción limitado.

Aprovechando los 75 años que la marca italiana celebraba en 1985 nacía el Alfa Romeo 75, el coche que lideraba el ambicioso proyecto que tenía la compañía para seguir adelante. Para abaratar al máximo los costes los ingenieros utilizaron ciertos elementos ya vistos en modelos con una antigüedad de más de diez años. Un recurso que a la crítica no gustó pero que sirvió para que las matemáticas pudieran dar un resultado positivo.

VÍDEO: El Alfa Romeo Stelvio QV a prueba

Inspirado en su predecesor

El Alfa Romeo 75 se inspiraba de forma notable en el anterior Alfa Romeo 90. La carrocería era solo seis centímetros más corta, contando este cuerpo con diferentes elementos del modelo mencionado. Pese a ello, la personalidad del Alfa Romeo 75 era única, y nada tenía que ver con la del 90. Los diseñadores fueron capaces de diseñar un coche elegante de aires deportivos, llamativo a la vista y capaz de luchar contra la competencia. Sus líneas marcadas con formas angulosas supieron encandilar a muchos clientes.

Una configuración que le acercaba a esa deportividad tan asociada a la marca era su naturaleza de tracción trasera. Quizás, esta sea una de las claves del modelo, una configuración que quedó atrás para desgracia de los alfistas hasta el resurgir de la marca con el nuevo Alfa Romeo Giulia. Igualmente, su reparto de pesos ponía interés al conjunto, con un 51:49.

Amplia gama mecánica

Alfa Romeo disfrutó de gran éxito con su 75. En tan solo 3 años la compañía italiana fabricó más de 230.000 unidades, finalizando la producción con 386.000 vehículos. Una amplia gama mecánica favoreció las ventas, con motores de 1.6, 1.8 y 2.0 litros en la oferta. Además, destacaba el 1.8 litros Turbo y el 3.0 de seis cilindros en V. Quizás las versiones más importantes sean la QV con permiso del Turbo Evoluzione, las cuales llegaron a acercarse a los 200 caballos de potencia.

Alfa Romeo 75 Quadrifoglio Verde - 1985

En 1992 la marca da por concluida la producción del Alfa Romeo 75, para muchos el último Alfa Romeo puro.

Redactor

Redactor en AutoBild.es