Skip to main content

Noticia

Motor

Adiós a Segway, el precursor de los patinetes eléctricos

Segway

Han pasado dos décadas desde que llegaran al mercado los primeros Segway como precursores de los actuales patinetes eléctricos. Aquél vehículo giroscópico eléctrico de dos ruedas con balanceo automático prometía revolucionar la movilidad personal en 2001. Lo consiguió, pero no obtuvo el éxito esperado.

Fue un empresario e inventor estadounidense llamado dean Kamen quien lanzó el primer Segway hace ahora 20 años. Ojo, no es ningún desconocido de la industria, es también el creador de la silla de ruedas eléctrica iBOT y fundador de FIRST Robótica, una organización sin ánimo de lucro que trata de animar a los jóvenes a involucrarse en la ciencia y la tecnología.

A pesar de que contó con el apoyo del mismísimo Steve Jobs que en su lanzamiento auguró que sería más grande que el PC, el Segway no ha conseguido convertirse en el Vehículo de Movilidad Personal (VMP) con más éxito entre los particulares, pero sí es una opción a la que recurren muchas empresas de seguridad y turismo (es habitual encontrar ofertas de rutas por ciudades en Segway).

Demasiado caro

Parece que su éxito como opción de turismo no es suficiente para considerarlo un producto viable porque la empresa que se encarga de su comercialización ha anunciado que la producción del Segway finalizará el próximo 15 de julio.

El primer Segway salió a la venta en 2001. Era (y es) un vehgículo que permite viajar de pie, utilizando la inclinación del cuerpo para acelerar, frenar o cambiar de dirección. Llamó la atención por la libertad de movilidad que suponía, pero resultaba bastante caro para ser considerado como una alternativa real a la movilidad urbana: el primer Segway costaba algo más de 4.400 euros.

Hoy en día, el Segway destinado a la movilidad personal supone un desembolso de casi 9.000 euros. Más cara es la versión profesional que oscila entre 11.000 y 22.000 euros.

Y demasiados accidentes

Tampoco le ha acompañado la fama. Los accidentes con Segway han sido frecuentes y, sobre todo, mediáticos ya que algunos han tenido a rostros conocidos como víctimas. 

El expresidente de EE.UU George Bush tuvo que tirarse en marcha cuando trataba de promocionar el Segway y ver que no podía mantener el control.El atleta Usain Bolt fue arrollado por un cámara en el mundial de atletismo de 2015. Mucho más trágico fue el que sufrió el que fuera propietario de la empresa, Jimi Heselden, que perdió la vida al despeñarse por un barranco con uno de sus aparatos en 2010.

Y además

Más de Patinete eléctrico para la movilidad urbana