Skip to main content

Noticia

Adiós al Dodge Demon: ya se ha fabricado el último

Dodge Challenger SRT Demon
Solo hay 3.300.

Vivimos en una era en al que cada dos por tres aparece un coche que está llamado a marca la diferencia. En la mayoría de los casos la cosa no es como tal y del modelo solo se habla hasta que llega ‘the next big thing’, pero en el caso del Dodge Demon la expectación estaba justificada: una máquina de carreras concebida para llevar el infierno a las pistas de aceleración. Y vaya si lo ha hecho.

VÍDEO: Así de bruto suena el Challenger SRT Demon

Pero, como todo lo bueno en esta vida, ha llegado a su final: la producción del demonio estaba limitada a solo 3.300 ejemplares que se ensamblarían durante un año natural, la fecha ha llegado y la última unidad ha salido de fábrica. Se trata de una bastante especial puesto que la propia marca la ha incluido dentro de un pack en el que también va incluido el último Dodge Viper.

Una escuela de pilotos para controlar al Dodge Demon

El paquete se subastará en la casa de subastas Barrett-Jackson, con el considerable añadido de la exclusividad que supone hacerse con el último ejemplar fabricado de dos modelos tan icónicos. Sin embargo, hasta que llegue ese momento, al Dodge Demon todavía le falta pasar por una última fase de ensamblaje en la que recibirá una pintura de color Viper Red así como una decoración con logos especiales distintivos.

Tratándose de una unidad tan especial cuesta creer que quien se haga con ella vaya a utilizarla como se debe, metida en un drag stripe en el que poner a prueba su motor 6.2 HEMI V8 de 840 CV y 1.042 Nm, o que vaya a estrujarlo suficiente como para conseguir acelerar de 0 a 100 km/h en 2,3 segundos; y es que a buen seguro el Demon será un vehículo que se revalorizará mucho en el futuro.

Y además