Skip to main content

Noticia

Motor

El 70% de los 'moteros' no sabe que el seguro no les cubre en este tipo de accidentes

Motorista

Siete de cada diez moteros no sabe que si sufre un accidente con un animal cinegético, no estará cubierto por su seguro salvo que tenga una cobertura especial

Jabalíes, ciervos, perros, conejos o liebres son los causantes del 90% de los accidentes que se producen por animales que cruzan una carretera en España. De todos ellos, el jabalí es el más habitual: según datos de AMV, concentra el 45 % de los accidentes provocados por animales; una cifra que ha aumentado en casi un 50 % en los últimos años.

Estadísticamente, estamos en el peor trimestre del año: octubre, noviembre y diciembre concentran la mayoría de los accidentes con animales. Y son Galicia, Cataluña y Castilla y León las comunidades en las que más choques se producen. Por detrás: Aragón, Asturias, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía. 

En cuanto a las horas, en las de menos luz o por la noche, de 19 a 7 h, es cuando se producen seis de cada diez accidentes. Y en lo que respecta al lugar, ocho de cada 10 accidentes con animales cinegéticos se registran en carreteras secundarias.

Jabalíes

El responsable, el conductor

La empresa aseguradora de motoristas AMV da respuesta a las dudas de los moteros respecto a los accidentes con animales. 

Lo primero que deben saber es que en caso de sufrir un siniestro con un animal cinegético el conductor será el responsable.

"La ley dice que en accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas, será responsable de los daños a personas o bienes el conductor de la moto, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas", explican desde AMV. 

Es decir, que la responsabilidad en caso de colisión con un animal salvaje recaerá en el piloto, salvo en dos excepciones:

  • Que el atropello del animal sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día del siniestro o que haya concluido 12 horas antes. En este supuesto, la responsabilidad sería del propietario del terreno
  • Que el accidente se haya producido por no haberse reparado la valla de cerramiento en plazo o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos. En estos casos, la responsabilidad recaería en el titular de la vía
Accidente con animales

El seguro no cubre los daños de la moto

Algo que siete de cada diez moteros desconoce es que, los desperfectos de la moto no estarán cubiertos si no contamos con un seguro con cobertura de daños cinegéticos.

Solo si la póliza incluye una cobertura de Daños Cinegéticos, el motorista tendrá cubierta la reparación de los daños materiales sufridos como consecuencia del impacto, la colisión o el atropello fortuito de una especie cinegética que invada la calzada.

Como es habitual en los siniestros, la moto accidentada deberá ser peritada antes de su reparación. Y para poder hacerse, el accidente tendrá que constar en un atestado policial que, a su vez, refleje la existencia de restos del animal salvaje en el vehículo o la calzada. 

Animales cinegéticos

Para que el seguro cubra el siniestro, el choque se debe haber producido con una especial animal de las consideradas cinegéticas; esto es, especies objeto de caza y pesca. Figuran en esta lista los jabalíes, ciervos, conejos o liebres; también aves, como la codorniz, la perdiz o la paloma.

¿Y los perros? "Se consideran animales domésticos y no están contemplados en un seguro cinegético", aclara AMV.

En caso de sufrir un accidente con un perro, según el artículo 1905 del Código Civil, es el dueño del animal el que tendría que cubrir los daños sufridos por la moto y el conductor, "incluso llegando a tener responsabilidad penal si existen heridos o fallecidos".

Cómo evitar accidentes con animales y cómo actuar si se producen

Al circular por carreteras convencionales en horas crepusculares o por la noche y con señalización de animales sueltos, hay que aumentar la atención a la carretera, disminuir la velocidad, aumentar la prudencia y llevar las luces en perfecto estado.

Ante la presencia de un animal al borde de la carretera, deberemos frenar controladamente, tocar la bocina y cambiar las luces de largo alcance a luces de cruce (las luces deslumbrantes los asustan). A partir de ese momento, habrá que seguir circulando a baja velocidad (si hemos visto uno puede haber otros, ya que suelen ir en manada).

Animales

Si finalmente sufrimos un accidente, los expertos aconsejan detener el vehículo en un lugar seguro, preferiblemente fuera de la calzada, señalizando el lugar del accidente con las luces de emergencia de la moto. Para los motoristas el chaleco reflectante no es obligatorio, pero sí aconsejable

Si el animal está muerto, trataremos de retirarlo de la calzada para no poner en peligro a otros conductores. En caso de que esté herido es mejor no acercarse a él, ya que puede reaccionar violentamente, especialmente los jabalíes.

Lo que siempre hay que hacer es llamar a la policía o la Guardia Civil para que sean conscientes del suceso y dejen constancia del mismo en un atestado

Y además