Skip to main content

Noticia

5 virtudes y un defecto del Mercedes Clase S Coupé

Mercedes Clase S Coupé

El nuevo Mercedes Clase S Coupé fue una de las presentaciones más destacadas de finales del año pasado. Fue desvelado en Frankfurt, donde comprobamos de primera mano lo que puede aportar un vehículo con muchas virtudes y muy poquitos defectos.

El nuevo Mercedes Clase S Coupé es uno de los más grandes caballos de batalla de la marca de la estrella. Su renovación, desvelada al completo en el Salón de Frankfurt de 2017, nos dejó a las claras que se trataba de un vehículo de altura que cada vez va puliendo más sus escasos defectos. Porque virtudes tiene unas cuantas...

El diseño

Mezclar en un mismo diseño deportividad y elegancia no es nada fácil. Son dos ideas tan antagónicas que saber coger lo mejor de cada lado y juntarlo como se debe es un ejercicio mucho más complicado de lo que pueda parecer. Pero sí, los diseñadores de Mercedes lo han conseguido una vez más. Y lo han hecho de la mejor manera posible, que es no haciendo cambios dramáticos respecto a lo que ya funcionaba. Sin duda, estamos ante una oportunidad perfecta para aquellos compradores que quieran añadir algo de picante a todo el lujo que ofrece el Mercedes Clase S.

Tecnología

Hablar de la marca alemana y no hacerlo de la tecnología de sus coches es prácticamente un delito. Aquí está, por tanto, una de las grandes fortalezas del nuevo Mercedes Clase S Coupé. Por ejemplo, desde su exterior tendremos el placer de contemplar las posibilidades de los pilotos con tecnología OLED, que garantizan una visibilidad óptima a la vez que ahorran energía.

No te pierdas: Diferencias entre coupés, Clase C vs Clase E vs Clase S

Ya en el interior, lo que más llama la atención respecto al modelo saliente son las dos pantallas de alta resolución y 12,3 pulgadas que aparecen. Éstas dan comienzo en la zona del cuadro de mandos y se extienden hasta la consola central. Estamos ante el centro neurálgico del Clase S Coupé, ya que desde aquí podremos manejar y consultar multitud de parámetros, desde la climatización hasta la ventilación de los asientos, además de un sistema de infoentretenimiento que se maneja a través de un panel táctil.

Toda la calidad de la Clase S

Que el Mercedes Clase S Coupé tenga una imagen más atlética y desenfadada que la Clase S, no quiere decir que se renuncie a un solo ápice de la calidad de ésta. Más bien es otra forma de ver lo que debe ser un automóvil de máximo lujo. Así lo atestigua la presencia de tapicerías de cuero, molduras y costuras de contraste de la más alta calidad y unos acabados dignos de un vehículo de este precio.

Una dinámica de conducción a la altura de lo que se espera

Tan importante como la calidad del coche como tal es el placer que éste provoque a la hora de conducirlo. De esta manera, el Clase S Coupé de Mercedes contará de serie tanto con la suspensión neumática Airmatic como con el sistema de tracción integral 4Matic, lo que se traducirá en una eficacia sobre el asfalto difícil de creer sea cual sea la situación a afrontar. Tanto si queremos viajar como reyes como si queremos buscarle las cosquillas al coche.

Potencia a raudales

No sería un verdadero Mercedes Clase S si no estuviese acompañado de unos motores de esos cuyas cifras provocan escalofríos. Por ejemplo, la versión de acceso presentada en Frankfurt cuenta con un V8 de 470 CV de potencia, que si no te parecen suficientes siempre puedes apostar por las variantes AMG. La primera, el Mercedes-AMG S 63, ofrece el mismo V8 que la anterior, pero con 612 CV, mientras que el Mercedes-AMG S 65 cuenta con el brutal V12 de 6 litros y 630 CV.

¿Demasiado parecido al Mercedes CLS?

El otro día debatíamos acerca de la posibilidad de que el nuevo Mercedes Clase S Coupé viese cómo pierde clientes a favor del Mercedes CLS, modelo de menor rango pero también muy capaz. No vamos a repetir los argumentos que utilizamos ese día, pero lo cierto es que la marca de la estrella, aprovechando la renovación del mayor, podría haber apostado por una diferenciación mayor de la que existe.

Todo lo que debes saber de Mercedes, aquí

Y además