Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

3 razones por las que ya no se hacen todoterrenos auténticos como el Mitsubishi Montero

Todoterrenos

¿Pensando en comprar un 4x4 y no encuentras variedad? Aquí tienes 3 razones por las que ya no se hacen todoterrenos auténticos como el Mitsubishi Montero.

No te pierdas: Los 4x4 más extremos del mundo

El mundo de los 4x4 tal y como lo conocíamos tiene las horas contadas. Con la proliferación de los SUV, este tipo de vehículos está cayendo en una espiral de rechazo y falta de interés por parte de los conductores que puede provocar su completa extinción en un futuro no tan lejano. Hoy te traigo 3 razones por las que ya no se hacen todoterrenos auténticos como el Mitsubishi Montero, uno de los pocos que actualmente encontrarás en el mercado.

Vídeo: así es el Mercedes Calse G 500 4x4²:

Y es que son varios los factores que afectan directamente al segmento de los todoterrenos, pero estas tres razones son probablemente las principales causantes, además de un cambio en la tendencia del mercado que afectan directamente a las ventas y que, por consiguiente, los fabricantes decidan retirarlos de sus carteras de productos. El Mitsubishi Montero es uno de los pocos que sobrevive al paso de los años, pero apenas son unos cuantas más las opciones a las que realmente puedes optar.

No te pierdas: Todoterrenos 2018, los 5 mejores que puedes comprar

El Toyota Land Cruiser ha sido siempre un referente dentro del segmento, pero puede que haya perdido algo de esa garra que le ha permitido consagrar su fama. A este también le siguen otros como el Jeep Wrangler, que se renueva este mismo año, o el Mercedes Clase G, que está a punto de ser presentado oficialmente. Podríamos incluir alguno más, como el Land Rover Defender, que actualmente no se fabrica y espera un remplazo en el futuro inmediato, o el Nissan Patrol, pero su comercialización se limita al mercado de los Emiratos y algunos más. La oferta real es muy limitada y estas son las principales razones.

Consumos y emisiones

Todoterrenos

Los todoterrenos, por lo general, están equipados con grandes motorizaciones que la otorgan esa potencia necesaria para superar cualquier obstáculo. Además, para el mercado europeo, las opciones mecánicas se limitan a unidades turbodiésel, con lo que ello conlleva en cuanto a emisiones se refiere. Estos grandes propulsores de cuatro o seis cilindros tienen cilindradas que oscilan entre los 2.0 y los 3.0 litros, potencias cercanas a los 200 CV y grandes niveles de par motor.

Pero el consumo también es muy alto, resultado de los elevados pesos y las pobres medidas aerodinámicas fruto de sus diseños. Esto supone para el conductor no solo un extra cuando llena el depósito, sino también un extra en impuestos, como el de circulación o la tasa en la Inspección Técnica de Vehículos, limitaciones para acceder a núcleos urbanos en escenarios de alta contaminación y la carga moral de conducir un vehículo con unos grandes niveles de emisiones.

Ley de Montes

Todoterrenos

La Ley de Montes es la encargada de regular el acceso al medio natural de los vehículos motorizados. En ella, que fue reformada en el año 2015, se restringe el acceso público a los montes por parte de las Administraciones Públicas, siendo competencia de las comunidades autónomas las que definan las condiciones en las que se permite la circulación de vehículos a motor por pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras y a través de terrenos forestales. 

Esta ley, que tiene como fin preservar el medio natural de los agentes que lo puedan dañar, recae en las administraciones de las diferentes comunidades autónomas. Cada uno de los gobiernos limita de una manera determinada el paso por diferentes zonas y a una velocidad máxima limitada. Esto conlleva fuertes sanciones económicas a quien incumpla con esta ley, lo que supone un nuevo hándicap a la compra de todoterrenos, ya que la práctica del 4x4 se encuentra actualmente muy vetada fuera de las pistas y circuitos acreditados.

Precios

Todoterrenos

Los todoterrenos no son vehículos precisamente baratos, a excepción del Suzuki Jimny, el cual parte de unos 13.000 euros. Sin embargo, la democratización de los vehículos de aspecto campero, con o sin dotes off-road, ha provocado que sea más fácil acceder a un coche con una carrocería elevada, sutiles protecciones para los bajos y, en algunos casos, tracción a las cuatro ruedas variable, ya que por lo general la potencia se envía a uno de los ejes y solo se reparte algo de par motor al otro eje en caso de necesitar tracción.

Hablamos de los SUV, por supuesto. Un todocamino de segmento medio con una potencia determinada y un equipamiento acorde puede ser adquirido por unos 25.000 euros. Sin embargo, un auténtico todoterreno se mueve, como mínimo, en la zona de los 35.000-40.000 euros. Este es, probablemente, el principal condicionante a la hora de realizar una compra, sin contar el número de conductores que jamás salen de la carretera y conducen un vehículo con tracción total o incluso un todoterreno.

Fotos: Fabricantes

Lecturas recomendadas