Lista

Tecnología

Los mejores wallbox para cargar la batería de coches eléctricos del mercado

Wallbox Pulsar Tesla

En este artículo, AutoBild podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Los coches eléctricos son el futuro y conforme el tiempo pasa cada vez están más cerca de ser el presente. La realidad hoy por hoy es que ya existe una buena cantidad de propietarios de un vehículo eléctrico, un híbrido enchufable o simplemente que se plantean adquirir uno.

Ahora bien, algo a tener en cuenta es el hecho de que necesitamos cargar la batería de nuestro coche, y que para ello necesitamos una estación de carga, porque no vamos a estar visitando constantemente los centros comerciales donde ya hay presentes.

Estas estaciones de carga son denominadas de forma genérica como wallbox, precisamente porque una marca con esta denominación se ha convertido en la referencia.

Y vamos a hablar de los mejores wallbox que podemos comprar, así como también de algunos factores que hay que tener en cuenta a la hora de comprar uno de estos cargadores para nuestro coche.

¿Por qué es el momento perfecto de comprar un coche eléctrico?

Realmente, si estás ahora mismo planteándote adquirir un vehículo, es muy probable que hayas considerado elegir un coche eléctrico.

Pero, ¿son en verdad una buena comprar los coches eléctricos?

La respuesta ahora mismo es simple. Sí. Y es que se está favoreciendo por medio del programa MOVES con el que se busca promover la compra de vehículos ecológicos. No sabemos si en el futuro seguirán existiendo este tipo de programas. Pero desde luego, el interés existente en el momento de reducir los niveles de contaminación podría hacer que sea uno de los momentos clave para comprar uno de estos vehículos.

Y todo ello por no hablar de las ventajas a medio y largo plazo de comprar un coche eléctrico, no solo en lo que tiene que ver con el hecho de no gastar más en gasolina, sino también con los gastos reducidos de los impuestos y del valor residual que va a conservar el vehículo a lo largo del tiempo. Mientras que los coches con motor de combustión irán perdiendo valor, los coches eléctricos lo conservarán durante más tiempo por el hecho de ser una opción de futuro.

¿Qué tener en cuenta al comprar un wallbox?

Ahora bien, como hemos dicho la compra de un coche eléctrico implica tener que realizar también la compra de una base de carga con la que podamos recargar baterías en casa.

A la hora de adquirir estas bases o wallbox hay que tener en cuenta varias cosas.

Una de ellas tiene que ver con la calidad del producto que adquiramos. Es mejor no apostar por las opciones baratas solo por ahorrar dinero porque un problema podría acabar con el sistema eléctrico del coche y suponer una reparación de dimensiones monstruosas.

Además, también tendrás que comprar un cargador con un enchufe compatible con el de tu vehículo. Por normal general en Europa se ha popularizado el Tipo 2 y todos los que hemos elegido nosotros son de ese tipo. Sin embargo, no está de más que te asegures de que el cargador que compres cuente con un enchufe de ese tipo.

La intensidad también es clave. Esta base wallbox debe ser instalada por personal especializado (un electricista). Y dependiendo de tu instalación podrás optar por un cargador u otro. En realidad, podría ser al revés. Dependiendo del cargador que quieras requerirás de una instalación u otra. Consulta con tu electricista. Hay cargadores de 32A, de 7,2 vatios, de 11 vatios en monofásico, de 22 vatios en trifásico...

Y no te olvides de conocer las opciones que te da tu cargador. Algunos cuentan con app para poder ver datos de la carga en el móvil. Otros cuentan con funciones de programación. Y los hay que incluyen pantalla para que podamos ver estos datos directamente en el display aunque no tengamos el smartphone.

Wallbox Pulsar, la opción asequible y equilibrada

Wallbox Pulsar

No solo es uno de los más populares, sino que además la propia marca da nombre a este tipo de producto. De hecho, cuando decimos wallbox, en realidad estamos hablando de una marca, aunque su denominación se ha popularizado tanto que al final es así como llamamos a estos productos.

El Wallbox Pulsar (ahora ya sí, en mayúsculas), es uno de los más relevantes que tienes que valorar si vas a comprar uno de estos cargadores. Su precio no es tan caro como el de versiones de carga rápida, pero aun así nos ofrece una muy buena calidad.

Cuenta con una potencia de 7,4 vatios, por lo que no es el más rápido de todos, y es posible que necesites unas 10 horas para una carga completa de la batería. Sin embargo, es ideal para el hogar, donde el coche suele pasar parado más de 10 horas.

Su precio es de unos 509 euros, y la compra base para cualquiera que tiene un coche eléctrico y se quiere comprar un cargador base.

Wallbox Pulsar Plus, para carga algo más rápida

Wallbox Pulsar Plus

Si quieres pasar a un nivel algo superior, una buena opción es el Wallbox Pulsar Plus. De hecho, es directamente una de las mejores opciones si no tienes un problema de presupuesto. Bien es cierto que la carga rápida también podría no ser lo mejor para tu batería desde un punto de vista de vida útil. Sin embargo, es ideal si a veces necesitas que la carga de tu coche sea algo más rápida.

Alcanza los 11 vatios, y aquí ya sí que es una buena opción para cargar la batería del coche en mucho menos tiempo, en tan solo unas horas.

Claro que, su precio también es algo más caro. No obstante, si uno se ha planteado adquirir un coche eléctrico, la compra de una base de carga no debería suponer un grandísimo desembolso.

De hecho, quizás es ideal contar con esta base, en su versión Plus, como base de carga principal. Y dejar las otras opciones para lugares como segundas residencias.

Wallbox Pulsar Plus Trifásico, para instalaciones especiales

Wallbox Pulsar Plus

Tanto si en tu vivienda habitual cuentas con una instalación trifásica, como si se trata de una instalación en un entorno industrial, donde suele haber instalaciones trifásicas, entonces también puedes instalar la versión Wallbox Pulsar Plus en modo trifásico, con una potencia de 22 vatios.

Este tipo de instalaciones es muy común en naves, fábricas o lugares de trabajo. Y puede ser una buena opción si vas en coche a tu trabajo y allí quieres cargar la batería.

Poder cargar la batería del coche en el trabajo es algo ideal porque por lo general queremos que siempre que sea posible contemos con el 100% de batería.

Su precio, además, es similar a la versión Plus estándar del Wallbox Pulsar. Por lo que, en realidad, solo estaremos pagando por elegir la versión para funcionar en modo trifásico.

Morec 32A, la alternativa low-cost con pantalla LCD

Morec 32A

Nos alejamos de la marca de referencia para acudir a alternativas factibles. Una de ellas es este cargador de Morec. En realidad, su precio es similar al del Wallbox Pulsar, pero aun así en realidad es una opción low-cost porque cuenta con más características.

De hecho, mientras que en el anterior había que utilizar una aplicación para poder ver el estado de funcionamiento del cargador, este cargador cuenta con una pantalla LCD que nos da los datos de porcentaje de carga, intensidad de funcionamiento, e incluso la temperatura del cargador, que es clave para evitar daños en el vehículo.

Es una de las alternativas a los Wallbox Pulsar. Y puede ser una buena opción si estás pensando en adquirir un cargador que no sea el de Wallbox.

Su precio de unos 500 euros lo convierte en una de las opciones más económicas que puedes comprar.

Morec Portable, el cargador de coche portátil

Morec Portable

Y por último, no vamos a hablar como tal de un wallbox, ni de una base de carga de pared, sino más bien de un cargador similar al de los móviles. En realidad, es un cable con su propio cargador integrado, que se conecta a un enchufe normal.

Tengamos en cuenta que la intensidad del enchufe debe ser de 16 o 10 vatios. Aunque esto será normal en muchos enchufes de casa.

Este cable está pensado para llevarlo en el maletero y poder enchufar el coche en cualquier momento a un enchufe estándar y comenzar a cargar la batería. Es la solución para cuando nos quedamos sin batería y no tenemos ningún cargador accesible pero necesitamos sí o sí batería.

Obviamente, no es la carga más rápida, pero puede sacarnos de un apuro, y nos aseguramos de que nunca nos vamos a quedar tirados. Además, su precio no es especialmente caro y sirve como una especie de asistencia en carretera.

En este artículo, AutoBild recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además