Lista

Cuatro errores que cometes al guardar el equipaje en el coche (o no)

Maletero lleno de equipaje

O quizá ya los tengas más que superados

Con media España de vacaciones y la otra a punto de empezarlas es el momento perfecto para repasar los cuatro errores más comunes a la hora de colocar el equipaje en el coche.

No respetar el orden

Esto lo hemos contado muchas veces y, afortunadamente, cada son menos los conductores que caen en el error de no tener en cuenta el volumen del equipaje a llevar.

La fórmula correcta establece que hay que colocar los bultos más pesados y voluminosos en primer lugar. Si puede ser, en las partes inferiores y en el centro del maletero. Con ello se favorece que el centro de gravedad del coche sea lo más bajo posible y mejora la estabilidad durante el viaje.

No usar los compartimentos

En los compartimentos de las puertas pueden colocarse hasta botellas de 1,5 litr

Los fabricantes ofrecen nuevos modelos repletos de compartimentos de todo tipo. Espacios muy útiles que evitan llevar objetos sueltos, pero que, en la práctica, nos olvidamos de utilizar. Hasta siete de cada diez españoles reconoce no utilizar todos los compartimentos portaobjetos.

Dejar objetos sueltos

Sujetar equipaje

No suele prestarse mucha importancia a lo que llevamos en el habitáculo: monedas, peluches, carpetas… Toda una serie de objetos que son un peligro real en la seguridad vial. Casi la mitad de los vehículos llevan objetos en el habitáculo sin sujeción, que pueden convertirse en unos peligrosos ovnis que pueden volar por el habitáculo en caso de producirse maniobras bruscas. Según un informe del Race, un objeto puede llegar a adquirir un peso equivalente de hasta 50 veces su masa en caso de una frenada fuerte, saliendo disparado y poniendo en peligro la integridad de los ocupantes.

Llevar demasiadas cosas

Un coche con equipaje en el techo

Suena a tópico y es una realidad. Por si acaso es, literalmente, la respuesta más utilizada por los españoles para justificar el error de cargar el coche con elementos innecesarios. Nos debemos concienciar que buena parte de la carga no la llegamos a utilizar durante el periodo vacacional. Por tanto, se debe llevar lo necesario, así de simple.

Lecturas recomendadas