Tres razones para comprar un coche eléctrico

Tres razones para comprar un coche eléctrico

15/01/2016 - 09:32

¿Año nuevo, coche nuevo? ¿Te has planteado que el vas a estrenar sea un enchufable? Si no es así, sigue leyendo, quizá te hagamos cambiar de opinión con estas tres razones para comprar un coche eléctrico.

Te haya tocado o no la lotería; sea a corto o medio plazo; lo tengas seguro o no... a muchos se nos ha pasado por la cabeza la posibilidad de cambiar de coche en 2016. Estés o no en 'este saco', te recomiendo que leas estas tres razones para comprar un coche eléctrico. Quizá te vengan bien sino ahora, dentro de unos meses.

La elección de un coche, sea o no enchufable, se puede argumentar de muchas maneras. En el caso de los eléctricos, también pero por establecer un orden, hemos creado tres categorías.

La primera recoge las motivaciones objetivas y tangibles. Entran aquí los incentivos económicos de compra, las exenciones fiscales, el uso gratuíto o rebajado de autopistas de peaje (en Cataluña, por ejemplo, no hay que pagar), la gratuidad de aparcamientos o carriles VAO… Aquí habria que sumar también que recargar un coche eléctrico es mucho más barato que repostar uno de propulsión y que hay compañías de seguros que ofrecen pólizas a precios especiales para vehículos no contaminantes.

Es cierto que, a todo esto, muchos conductores anteponen que el precio de factura es más elevado, pero son varios los estudios que aseguran que el sobrecoste se recupera una vez superados los 80.000 kms.

Tampoco debes olvidar que los gastos de mantenimiento en un coche eléctrico se reducen considerablemente: no hay aceites ni lubricantes, escaso desgaste de frenos, ausencia de transmisiones mecánicas, etc.

Y una última anotación, según el mes de 2016 en que lo compres, podrás beneficiarte del Plan Movea.

En un segundo bloque irían las ventajas subjetivas. Por tales entendemos la conciencia ecológica, el placer de conducción desde de otro paradigma más silencioso,  más suave…

Y, por último, una tercera categoría que hemos llamado 'social' y que no es otro que el aporte al bien común que supone conducir un coche eléctrico: mejora medioambiental, recursos de energía renovable, contribución a una movilidad más sostenible y una mayor eficiencia energética.

Más de E-mobility de Volkswagen