Skip to main content
Cinco rutas para descubrir España en coche (I)

Cinco rutas para descubrir España en coche (I)

Con más de 165.000 kilómetros de carreteras y una superficie que supera los 500.000 kilómetros cuadrados, España es un país con muchos lugares para descubrir. Dependiendo de dónde vivas, habrá algunos que podrás descubrir en una escapada de fin de semana; otros, necesitarán algo más de tiempo y planificación. Genial, así tendrás planes para más tiempo.

Mar o montaña, turismo cultural o enológico... Lo mismo da cuáles sean tus preferencias, España es un país con muchos lugares con encanto por descubrir.

En el Espacio Toyota nos hemos propuesto que esta primavera-verano saques tu Toyota del garaje y juntos conozcáis algunos de los paisajes, pueblos y playas más bonitas del mundo.

Aquí van cinco rutas para descubrir España en coche. Ojo, hay muchas más y te las iremos desvelando...

1. Ruta de las Alpujarras. Granada.

La sierra granadina es uno de los rincones más bellos y desconocidos de la Península. La Alpujarra se adentra en Granada por uno de sus extremos y en Almería por el otro. Las rutas para recorrerla son muy variadas pero sea cual sea la que elijas sería imperdonable no visitar el pueblo de Pampaneira. Tampoco puedes perderte los barrancos del río Poqueira; ni Lanjarón, con sus manantiales y balnearios.

Al volante de tu Toyota RAV4 hybrid disfrutarás de las curvas que entre montañas te llevarán a pueblos muy interesantes de visitar como Órgiva, fácilmente reconocible por las dos torres de su iglesia que sobresalen por encima del resto del pueblo; Soportújar, inolvidable por su Mirador del Embrujo; y Capileira y Bubión que, junto con Pampaneira, son los tres pueblos que mejor han sabido conservar su arquitectura original. Además, como buen 4x4 podrás sacarlo del asfalto y descubrir algún paraje alejado de los que sólo conocen los habitantes de los pueblos.

2. Ruta de Don Quijote.

Acabamos de celebrar el centenario de la muerte de Miguel Cervantes, ¿qué mejor excusa para montar a toda la familia en el Toyota Avensis que acabáis de estrenar y conocer la Ruta de Don Quijote? 

Empieza en el pueblo de Campo de Criptana con sus inolvidables molinos de viento (la pena es que apenas queda una decena en pie) y finaliza en Tomelloso. Entre medias, paradas en Argamasilla de Alba con su castillo, el parque natural de las Lagunas de Ruidera o el patrimonio renacentista de La Solana.

Las Rutas del Quijote son muy variadas, ya que fueron muchos los pueblos que el hidalgo caballero recorrió en su aventura con su inseparable Sancho. Otra opción es comenzar en Toledo y terminar en el pueblo de San Clemente. Esta ruta es especial porque tiene parada en Belmonte y El Toboso, el hogar la amada Dulcinea.

3. Ruta por el Valle del Jerte

Primavera es la época ideal para hacer un ruta en coche por el Valle del Jerte porque es entonces cuando los cerezos están en flor y los paisajes se convierten en una explosión de color blanco.

Puedes comenzar en Plasencia y, desde allí, acceder a un montón de pueblos llenos de encanto: Casas de Castañar, Navaconcejo, Cabezuela del Valle y el propio Jerte son algunos de ellos.

Dos recomendaciones: desde el puerto de Tornavacas la panorámica del valle con el embalse de Plasencia es sobrecogedora; y si vas en verano no puedes irte sin darte un chapuzón en la Garganta de los Infiernos.

¿El coche ideal para esta ruta? Un Toyota Hilux, para llenar su espacio de carga con kilos y kilos de cerezas.

4. Ruta en coche por la Costa Brava

Cambio de tercio. De montaña pasamos a la costa que también apetece y, de paso, dejamos aparcada la pick up y cogemos las llaves de un coche más emocionante, como el Toyota GT86.

La mejor manera de conocer la costa Brava es coger la carretera que sale de Tossa de Mar (antes puedes visitar su castillo situado junto a la playa) y, desde aquí tomar dirección a Sant Feliu de Guíxols, S`Agaró, Palamós, Llafranc... hasta terminar en los pueblos medievales de Peratallada y Pals.

5. Ruta del Cares en coche.

Los Picos de Europa es un enclave idílico para los amantes del senderismo, pero también hay opciones para disfrutar de esta belleza en coche.

Una de las rutas más populares es la que une Poncebos (Asturias) y Caín (León). En coche, dando rodeo recorrerás unos 100 kilómetros (andando, la ruta de ida y vuelta es de 24 kms) y, entre medias, disfrutarás de enclaves maravillosos como Cangas de Onís y el Santuario de Covadonga a los que accederás sin problemas con tu Toyota Land Cruiser.

Más de Espacio Toyota