Comparativa

Comparativa: Skoda Kodiaq vs Volkswagen Tiguan Allspace

Al volante. Comparativa: Skoda Kodiaq vs Volkswagen Tiguan Allspace
Redacción Auto Bild

Mismo motor, misma plataforma, mismo cambio... Pero no, no son para nada iguales.

Skoda celebra, en estos momentos, un éxito sorprendente con su SUV talla XL de 4,70 metros: el Skoda Kodiaq. Y tiene un rival en su propia casa: El Volkswagen Tiguan Allspace es un Volkswagen Tiguan estirado hasta la misma longitud que el checo. Comparten genética, pero son más distintos de lo que  piensas. Lo comprobamos al volante. Comparativa: Skoda Kodiaq vs Volkswagen Tiguan Allspace.

Los dos coches montan el dos litros TDI de 150 CV, cambio de doble embrague y tracción integral. Sobre la misma base técnica, cada departamento de diseño le ha dado su propia personalidad. Típica parrilla de la marca, un perfil algo acentuado y pasos de rueda redondos para el Volkswagen; el Skoda opta por líneas más angulosas. Cuestión de gustos.

VÍDEO: ¡Prueba a fondo del Tiguan Allspace!

¿Y debajo de la carrocería?

Los dos son muy prácticos y polivalentes y nos ha sorprendido que, en acabados, el Skoda apenas se queda un poco por detrás de su rival. Nuestra unidad de pruebas monta unos asiento deportivos realmente buenos pero, ojo, son caros. El Allspace, por contra, viene con los asientos de serie. No sujetan tan bien el cuerpo, pero al tener un mullido algo más delgado, ofrecen más espacio.

El checo prescinde de doble suelo de carga. Y aparte, no queda una superficie plana al plegar los asientos. También está en desventaja en cuanto a los sistemas de asistencia. Eso no implica que no vaya bien nutrido, pero el Volkswagen ofrece algunos extras más, como el head-up display (eso sí, proyectado en una placa de plástico, en ves de directamente sobre el parabrisas), y el asistente de faros adaptativos. En el Skoda solo puedes hacer dos cosas con las largas: conectarlas o desconectarlas.

En marcha

Al volante. Comparativa: Skoda Kodiaq vs Volkswagen Tiguan Allspace

Cuando uno conduce el Kodiaq, se baja se pone inmediatamente al volante del Allspace, lo primero que intenta es desvelar si reamente son coches diferentes. Sí, lo son. El motor, el doble embrague y el chasis vienen de la misma plataforma, pero su comportamiento difiere. El Skoda tiene una suspensión más blanda, su carrocería se mueve un poco más y su dirección, algo más ligera y difusa, no transmite la agilidad de su rival. Y es que en el Volkswagen, los ingenieros han logrado un increíble balance entre dinamismo y comodidad para el día a día. Resulta muy aplomado y contiene bien los balanceos, teniendo en cuenta su tamaño y peso.

Si añadimos que, aunque el Volkswagen es más caro de partida, con el equipamiento de las unidades de prueba, el Skoda sale más caro, el alemán gana aunque, eso sí, por muy poco. Con leves modificaciones de sus configuraciones, el checo tomaría fácilmente la delantera. Incluso por encima de Hyundai Tucson.

Lecturas recomendadas