Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Nissan Micra vs Volkswagen Polo

Nissan Micra vs Volkswagen Polo

Cuesta creerlo, pero el mercado europeo compra, de media, coches de 150 CV. Lo que queremos saber: ¿Cómo se siente conducir un vehículo con la mitad de potencia? Y para ello hemos elegido a dos pequeños muy interesantes. Comparativa: Nissan Micra vs Volkswagen Polo.

En sus versiones básicas, claro: el Volkswagen Polo de 75 CV, y el Nissan Micra de 71. El Nissan en gris metalizado, con llantas de aluminio e 16 pulgadas y un diseño de lo más atractivo. También ofrece mucho por dentro: no sigue los pasos sofisticados del Renault Clio, con el que comparte cadena de montaje, sino que opta por una instrumentación clásica y claramente legible, y un manejo de los elemento de control sencillo. Sí que recuerda al Renault sus estrechas plazas traseras y un maletero algo justo que cubica de 300 a 1.004 litros y algunos acabados un tanto descuidados.

¿Y el Volkswagen Polo? Construcción sólida y un interior desahogado en las dos filas. Uno accede con mayor comodidad, y así se sienta detrás, con mas espacio para piernas y hombros. Y claro, estoy en una versión básica, de modo que la el equipamiento es bastante justo. Sí han dejado la pantalla activa, y llantas de 17 pulgadas. No son necesarias para la potencia del motor, pero estéticamente le sientan de maravilla. El cockpit analógico se lee perfectamente y es intuitivo en su sencillez.

VÍDEO: ¡El Nissan Micra en movimiento!

El Polo, justo de motor

Este Polo sometido a dieta estricta rinde 75 CV, que conviene llevar más bien alto de vueltas para sacarle todo el brío. Uno podría pensar que es por tanto un coche ruidoso, pero lo cierto es que está muy bien aislado. Para pasar de 80 a 120 km/h requiere 30,1 segundos, y si no cambio, un adelantamiento me lleva casi un kilómetro entero. Demasiado. Los 75 CV, por muy voluntarioso que sea el pequeño tres cilindros, se le quedan muy justos a un coche como el Polo, que mete media cabeza en el segmento compacto.

El rodar del Micra es otra cosa: se mueve más vivo, y eso se traduce en sus prestaciones: pasa de 0 a 100 en 15,1 segundos, casi un segundo y medio antes que su rival. Pero lo sorprendentes es que este motor de 10 litros, que comparte con el Smart, no pierde empuje al salir a autovía. Me gusta su nuevo interior, tiene más prestancia y estilo y, aunque hay bastantes plásticos duros, los ajustes son sólidos. Volvemos a ciudad y en su contra hay que decir que no monta sistema Start Stop como el Polo, que suena más alto y rudo y que consume más.

Pero los dos son coches muy ágiles en ciudad, perfectos para zigzaguear entre el tráfico. Por carretera de montaña, ambos se agarran bien y aunque el Polo tiene un poco más de aplomo, el Nissan se siente bastante ágil y transmite seguridad en los giros. Se ha vuelto, definitivamente, "más coche".

¿Buscas un Volkswagen Polo más potente? Aquí tienes unos cuantos. 

Lecturas recomendadas