Prueba

Peugeot 508 e-HDI, el más ahorrador

La berlina media de Peugeot, bajo la denominación 508, ofrece un interior amplio y de calidad, capaz de transmitir una sensación con cierto toque ‘premium’ a quien viaja en ella. A esta versión e-HDI, la más ecológica de la gama, le falta algo de garra y precisión por motor y cambio, pero también es cierto que logra unos importantes niveles de ahorro en el día a día dado su bajo consumo.

El Peugeot 508 (vídeo del Peugeot 508) es una berlina de cuatro puertas y cinco plazas que ha experimentado una serie de cambios positivos frente a su antecesor. Comparado con el 407, ha ganado en diseño, presencia, calidad percibida, suavidad de conducción, aplomo, espacio interior... y todavía me dejo algo en el tintero. Me atrevería a decir, incluso, que ahora es un poco más premium y algo menos generalista.

 

Esto es muy importante porque, además de situarse a la altura de sus rivales más directos, que también se han puesto las pilas en los últimos tiempos, el 508 es ahora mismo la berlina para todo dentro la marca. Al haber desaparecido ese modelo con alma de coche oficial llamado 607, el recién llegado se ve obligado a cumplir el papel que le toca dentro de su segmento y también el de berlina de representación. No es fácil la tarea que tiene por delante.

 

Pero al francés no le puede la presión. Más bien lo contrario, se crece ante esta situación. Lo que más sorprende del coches el clima de tranquilidad y orden que se respira en su interior, algo que enlaza con lo que te decía unas líneas antes sobre el toque exclusivo que busca. El comportamiento dinámico me ha convencido por su chasis menos afrancesado y más aplomado de lo habitual, cosa que no me esperaba.

 

Hasta aquÌ mis alabanzas, porque esta versión en concreto no me ha convencido por su mecánica. Ya sé que la economía manda y por eso tengo entre manos el denominado e-HDI con Start-Stop, que será uno de los que más interés suscite entre los posibles compradores. Sin embargo, la realidad me dice que tiene unas prestaciones pobres. Sobre todo por un cambio automatizado (el conocido CMP del grupo PSA) que es manual en su estructura, pero se maneja como un automático y hace que conducir sea incómodo.

 

Debido a esta caja el coche arranca con suma pereza, cambia de marcha de forma lenta e imprecisa y tiende a hacer patinar el embrague en pendientes de manera exagerada. No, no me parece una buena idea esta transmisión. Otra idea que podría volverse en su propia contra es el precio, que no es precisamente bajo.


Ficha técnica

Motorización: 4L Turbo/del./trans. Cilindrada: 1.560 cc Potencia: 111 CV a 3.600 rpm Par motor: 285 Nm a 1.750 rpm Caja de cambios: Automática de 6 velocidades Tracción: delantera Frenos: Discos ventilados/discos Neumáticos: 215/55 R17 Capacidad maletero: 473 litros Capacidad depósito combustible Largo/ancho/alto: 4.792/1.853/1.456 Vías-batalla: 1.581-1.554/2.817 Peso en vacío: 1.485 kg Velocidad máxima: 197 km/h Consumo oficial: 5,1/4,0/4,4

Precio: 25.350 euros

 


VALORACIÓN

Su voto: Ninguno Promedio: 3.3 (3 votos)

Más información sobre Peugeot 508