Prueba

Nuevo Mini Roadster: un divertido biplaza descapotable

Emilio Salmoral

02/02/2012 - 15:49

Antes del nuevo Mini Roadster tuve la oportunidad de conducir el Mini Coupé. Sin duda, el sexto modelo del fabricante británico es el más llamativo y divertido de todos.

Tengo que ser sincero, en Mini no se han complicado en exceso a la hora de diseñar el nuevo Mini Roadster. A grandes rasgos y, sin menospreciar el trabajo de los diseñadores e ingenieros, lo que han hecho ha sido quitarle la 'gorra de beisbol' al Mini Coupé, y de repente ha aparecido uno bonito biplaza descapotable que está dispuesto a ser el terror de las zonas costeras.

Ahora mismo me encuentro en Lisboa y durante estos días he tenido la oportunidad de probar el nuevo Mini Roadster 2012 por las bonitas carreteras de Estoril y Cascais. ¡Me ha gustado mucho! Sin duda, este Mini es de esos coches que te invitan a viajar y a disfrutar de la conducción al mismo tiempo. Para empezar, la capota manual (de serie) se recoge en un momento, por lo que no tardarás en disfrutar los rayos de sol. Su accionamiento es muy suave, pero si quieres más, a partir de marzo llegará una opcional de funcionamiento semiautomático que se esconde en 10 segundos. La automática al 100% del Mini Cabrio tarda 16 segundos en hacer la misma operación.

Otro dato que me ha gustado es la capacidad del maletero. Con 240 litros (independientes si la capota está recogida o desplegada) tienes espacio suficiente para el equipaje de dos personas. Por cierto, los asientos no se abaten hacia adelante pero sí existe un hueco para objetos largos como… ¡Unos esquíes! Por otro lado, la habitabilidad de las plazas delanteras es correcta y, sobre todo, me ha llamado muy la atención el poco aire que entra al habitáculo. Puedes circular a 140 km/h y mantener una conversación con absoluta tranquilidad sin tener que levantar el tono de voz. ¿Influyen los 13 grados más de inclinación de que el parabrisas del Roadster frente al Cabrio? Yo creo que sí.

Respecto a los motores del Mini Roadster, pocas novedades. La gama comienza con el conocido Cooper de 122 CV y se corona con el John Cooper Works de 211 CV. Lógicamente, también está la versión diésel SD con el bloque de 143 CV. Yo he probado el Cooper S de 184 CV. Se trata de una versión que combina unas prestaciones excelentes con un grado de deportividad muy equilibrado. Su comportamiento no difiere respecto a la versión cerrada, aunque sí es cierto que se nota que no va tan rígido. No obstante, entra en las curvas con mucha agilidad y el eje trasero siempre está dispuesto a bailar un poco. ¡Así es un Mini

¿Y los precios del Mini Roadster? Pues la marca (mejor dicho, BMW) ha sido honesta y deja la versión Roadster unos 900 euros más económica que el Cabrio. Así que la gama comienza con los 23.700 euros del Cooper para acabar con los 35.265 euros del John Cooper Works. ¿Te animas a comprar un Mini Roadster para esta primavera?

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Mini Roadster  Roadster

Acabados de Mini Roadster 2012 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Mini Roadster

Buscador de coches