Skip to main content

Noticia

F1

Fórmula E: AUTO BILD, en los primeros tests de neumáticos

Formula-E-Tests-Michelin
Ya está aquí la Fórmula E, y AUTO BILD ha podido asistir a los primeros tests de neumáticos en Francia, en el circuito de D'Issoire. Así es 'la Fórmula 1 eléctrica', que ya rueda en pista.

Muchos decían que era una broma. Otros, que una competición en
la que los coches no suenan… no es una competición. Pero después de
cómo están sonando los nuevos motores V6 turbo de Fórmula 1 en
2014, a lo mejor el ruido de un coche de carreras no es tan
importante. Y eso puede ser una baza más de éxito para la
Fórmula E. AUTO BILD ha estado presente en los
primeros tests de neumáticos que ha hecho Michelin
en Francia, en el circuito de D'Issoire. 

Collard, a los mandos del Fórmula E con
el que Michelin ha comenzado sus tests, en Francia.

El reglamento de la Fórmula E, que comenzará en
Beijing el 13 de septiembre de 2014, establece que los coches sean
100% enchufables, pero también determina que los monoplazas tengan
otras características especiales. Los circuitos, además, serán
urbanos, lo que también ha incidido directamente en los diseños, en
la aerodinámica… y en las las ruedas, que serán mucho más parecidas
a las de calle.

En la primera sesión no se ha pisado el acelerador a tope,
porque se estaban probando los compuestos de los neumáticos
Michelin.

Además, solo habrá un juego de gomas por coche y por carrera y
las dimensiones serán 255/40 R18 (delante) y 305/30 R18. Michelin
será el suministrador único de neumáticos. Al menos, de
momento. 

Hace un día soleado en el trazado, a media hora de
Clermont-Ferrand, en el centro de Francia y hay expectación por ver
cómo el piloto Emmanuel Collard va a rodar con
este vehículo, que permanece enchufado en los boxes.

Michelin va a probar tres tipos de compuestos diferentes para
quedarse con uno. Se hace el silencio, los ingenieros le liberan
del cable de recarga y de unos cuantos más que parten del 'cockpit'
y va a diferentes ordenadores. De pronto, el piloto acelera y el
coche emite un prolongado 'ñiiiiii' hasta que desaparece por la
pista.

Collard, antes de contar sus impresiones a AUTO BILD. 

Es curioso, porque el par motor de un coche eléctrico de calle
se entrega desde el principio y no hay caja de cambios, mientras
que aquí se escucha como se engranan las distintas velocidades
(cinco más la marcha atrás) con las levas del volante, como en un
f1 convencional.

El monoplaza silba más y más, pero todo queda lejos del
estruendo que uno espera de un coche de carreras. 

Al terminar los primeros kilómetros, me acerco al piloto. ¿En
qué se diferencia 'esto' de un coche de F1 o de otra disciplina?
"Es distinto porque tiene una gran parte eléctrica, en cuanto a la
construcción y el reparto de pesos, pero básicamente, el
comportamiento es muy similar al de cualquier monoplaza, en cuanto
a sensaciones, aceleración, frenada, caja de cambios…" me cuenta
Collard.

"Lo más llamativo es que ahí dentro apenas se oye el sonido del
motor, así que puedes escuchar el sonido del aire o incluso el del
roce de los neumáticos". 

Las mismas ruedas para todo (y para todos)

Los neumáticos son específicos para esta competición, y un
producto tecnológicamente muy avanzado. De hecho, tienen que
funcionar igual de bien en seco y en mojado, tienen que asegurar
unas prestaciones determinadas y aguantar toda la carrera (se
estima que esto serán unos 180-200 km, dado que la autonomía de los
coches tampoco será muy superior).

pesar de su perfil bajo deben asegurar una mínima resistencia a
pianos, bordillos y otras irregularidades de trazados por la
ciudad, y tendrán un sensor que dé información a los ingenieros en
tiempo real, lo que se hará mediante la tecnología RDI (Radio
Frecuence Information Device). "Bonitos, tecnológicos, versátiles
para seco y mojado y con interconectividad", nos cuenta en una

entrevista Pascal Couasnon, director de Michelin Motorsport
.
¿Quién da más?

 

Y además