Reportaje

Seis trucos para que tu embrague no se rompa

Seis trucos para que tu embrague no se rompa

Emilio Salmoral

12/08/2016 - 10:30

Aquí tienes seis trucos para que tu embrague no se rompa y te dure muchísimos kilómetros. El embrague es una de las partes mecánicas más importantes de tu coche ya que une el motor con la caja de cambios. Es vital darle un uso adecuado para evitar averías.

No te pierdas: ‘Mecánica básica: ¿cómo funciona el embrague de un coche?

Aquí tienes seis trucos para que tu embrague no se rompa. El embrague es una de las partes mecánicas más importantes de tu coche. Es importante darle un uso adecuado para evitar averías ya que es un elemento costoso.

¿Qué es un embrague?

El embrague es un elemento que va colocado en la prolongación del cigüeñal y que une el motor con la caja de cambios. Su función es la de separar o unir estos dos elementos. Normalmente, el motor está embragado y envía su fuerza a la caja de cambios, de aquí a la transmisión y, de allí, a las ruedas.

Vídeo: cómo utilizar un embrague para no quemarlo

Cuando el conductor pisa el pedal del embrague, esta unión de deshace y es el momento en el que el conductor puede seleccionar otra marcha en la caja de cambios. De este modo, el coche circula con una desmultiplicación adecuada.

¿Cuánto cuesta un embrague?

El precio de un embrague se mueve en un rango muy amplio. Desde los 215 euros que puedes pagar por el kit de embrague de un sencillo Renault Clio III 1.4i hasta los 681 que cuesta el embrague de un Porsche 911 (997) Carrera Coupe. Por supuesto, todos estos precios no incluyen la mano de obra, por lo que, cambiar un embrague puede llegar a costar hasta 900 euros.

¿Qué tengo que hacer para que mi embrague no se rompa?

1. Acelera con suavidad: cuando arranques, no lo hagas a toda velocidad como si estuvieras corriendo en la Fórmula 1. Levanta el pedal del embrague con suavidad y tampoco pises el acelerador a fondo. ¡Hazlo todo con calma!

2. Pisa a fondo el pedal: es importantísimo que cuando cambies de marcha pises a fondo el pedal del embrague. De este modo, el disco de apoyará por completo y de forma uniforme.

3. No lleves pisado el pedal del embrague: es decir, algunos conductores tienen la manía que circular con el pie apoyado sobre el embrague. Este error produce un desgaste prematuro de este elemento.

4. Maniobras en pendiente: no intentes evitar que el coche se vaya para atrás actuando sólo con el embrague. Para impedir que tu vehículo se mueva, lo mejor es usar el freno. Además, si vas a arrancar en pendiente y no le tienes cogido el punto al embrague, lo mejor es que lo hagas recurriendo al freno de mano.

5. Maniobras a baja velocidad: si estás en una superficie llana, es posible que puedes realizar maniobras (de aparcamiento) solamente actuando con el embrague. Es decir, si tener que recurrir al acelerador. Tu conducción será muy suave y tu embrague te lo agradecerá.

6. Pon punto muerto: sobre todo en los semáforos, durante esas esperas de un par de minutos, lo mejor es hacer trabajar poco al embrague. ¡Evitarás su desgaste!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches