Reportaje

Los cinco coches pequeños tuneados más radicales

Los cinco coches pequeños tuneados más radicales

Javier Leceta

15/07/2014 - 14:23

¿Imaginas meter el V12 de un Lamborghini en un Fiat 500 clásico? ¿O un Opel Corsa con 550 CV? Deja de imaginar: el tuning lo hace posible. Presentamos los cinco coches pequeños más brutales.

En nuestro ranking de hoy te ofrecemos una selección de coches muy particular, los cinco coches pequeños tuneados más radicales: pequeños vehículos, que sin embargo, ofrecen potencia a raudales. ¡No te la pierdas!

Oemmendi Fiat 500

Fiat 500 V12

¿El motor V12 de un Lamborghini rugiendo en un Fiat 500 clásico? Te presentamos el Cinquecento más rápido del mundo. En concreto, se trata del propulsor del Murciélagoun V12 de 580 CV.  El pequeño italiano, fabricado entre 1957 y 1977, llevaba normalmente un motorcillo de 479 cc y 13,5 CV en posición trasera. Ahora, con esta bestia en su interior y un chasis y carrocería convenientemente ensanchados, el ‘peque’ es capaz de alcanzar los 300 km/h. El preparador italiano Oemmendi parace no tener límite.

Wolf ST

Wolf ST

Ok, un Ford Fiesta se relaciona hoy en día con un utilitario para moverse por ciudad, ir a hacer la compra y realizar escapadas esporádicas. Pero cuando lleva la palabra ’Wolf’ impresa, la cosa cambia. El preparador Wolf Racing ha concentrado 230 CV bajo el capó. Por fuera, su aspecto es hasta decente: nada de enormes espoilers, aunque las llantas de 18 pulgadas, el chasis H&R y el escape deportivo logran que este pequeño acelere de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcance los 240 km/h sin despeinarse.

G-Tech Sportster

G-Tech 500

Volvemos al Fiat 500, pero esta vez el de última generación. El preparador G-Tech no se corta y mete en su pequeño capó 224 CV y 330 Nm de par. ¿Resultado? Alcanza los 100 km/h desde parado en 5,5 segundos y no para hasta llegar a los 260 km/h. Y ya de paso, le da un repaso a la carrocería para asemejar al utilitario a un superdeportivo: techo más bajo, ventanillas más afiladas, faldones específicos.. Y por dentro, por supuesto, unos baquets Recaro que te dejan clavado en el sitio, por muy bruta que sea la fuerza G en las curvas.

KL Racing Polo WRC

Racing Polo WRC

¿El Polo más salvaje de todos los tiempos? Sin duda. Solo para modificar su electrónica, el refrigerador del turbo, instalar una bomba de gasolina de alta presión y un turbo más grande debes desembolsar casi 10.000 euros. Eso sí, a cambio obtienes 390 CV de potencia y un par motor de 550 Nm, con los que llegas a los 100 km/h en 5,3 segundos. ¡Imagina la cara de sorpresa del resto de conductores a la salida de un semáforo!

Klasen Motors Corsa OPC

Klasen Motors Corsa OPC

Si al 1,6 litros de cuatro cilindros del Corsa OPC le instalas un turbo más grande, ‘voilá! Obtienes 550 CV. Pero lo mejor está por llegar: con 309,6 km/h medidos, es el coche más rápido de nuestro ranking. Eso sí, para dejar pasmados a los conductores de coches más grandes en una autovía (por supuesto alemana, si quieres exprimir a este pequeño al máximo), deberás desembolsar unos 50.000 euros.

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches