Reportaje

Las cifras del David Brown Speedback GT: ¡un año después!

Raúl Salinas

27/03/2015 - 10:53

El David Brown Speedback GT es uno de esos coches únicos que nacen fruto de la pasión. Presentado hace ahora justamente un año, este coupé basado en un Jaguar XKR pero con el alma de un Aston Martin DB5, promete recuperar y modernizar todo el sabor de un gran turismo inglés, donde el lujo artesanal y las prestaciones van siempre de la mano. Estas son sus cifras durante este primer año, cifras de un coche de medio millón de libras.

Estoy seguro que muchos al comenzar a leer este reportaje no conoceréis al David Brown Speedback GT, no es un coche para todos los públicos, es un coche que no pretende convencernos de su viabilidad económica: sus números tienen que ver con las horas de trabajo artesanal que ha requerido para su realización o las veces que han pulido todos los cromados de su exquisita carrocería. David Brown fue posiblemente el dueño con más solera de Aston Martin. Entre 1947 y 1972 dio un vuelco completo a la marca y creó alguno de los deportivos ingleses más fascinantes de la historia. Los DB3 (David Brown 3), DB4, DB5 o DB6 son buenos ejemplos y con el David Brown Speedback GT buscan recuperar esta misma esencia.

speedback gt first year año

No te lo pierdas: Jaguar E-Type 'Lightweight', el resurgir del mito

Tras su primer año de vida hoy nos presentan las cifras y algunas de ellas sorprenden. Esta claro que un coche como este, con precio de mercado de medio millón de libras (en España entre los costes de importación más impuestos, alcanza los 750.000 euros), sus números no son los habituales. Es evidente que este coche no está destinado a quienes busquen velocidad o lujo moderno, está destinado a románticos empedernidos que continuamente están diciendo: "tiempos pasados siempre fueron mejores..."

Un buen ejemplo para entender su desmesurado precio es la primera cifra que nos ofrece la compañía: para fabricar cada David Brown Speedback GT se necesitan 3.200 horas de pura artesanía o lo que es lo mismo, 133 días de trabajo. La base como te decía es un Jaguar XKR moderno, pero poco queda de él tras su conversión, quizás el elemento más reconocible sea el volante. El interior es la parte más difícil de camuflar, ya que el diseño base es dificilmente modificable. No obstante, es precisamente en esta parte donde se ha invertido mucho dinero para que cada conductor del Speedback GT se sienta como en casa, a su gusto y es que 147 paneles distintos pueden ser configurados en exclusiva al gusto del cliente, con las mejores pieles o con el material que se desee: el límite está en el número de ceros de tu cuenta corriente.

En su exterior es interesante observar la mezcla de diseño clásico con tecnología moderna y un buen ejemplo son los 180 diodos de Led que se utilizan en los pilotos traseros de cada David Brown Speedback GT. Su mecánica V8 también ha sido notablemente revisada y desde el prototipo, se han realizado 237 mejoras. De todos modos, a diferencia de los coches 'normales' que necesitan cientos de miles de kilómetros de preparación y desarrollo, el Speedback GT, al tratarse realmente de una creación sobre la base de otro coche, apenas ha recorrido 24.000 km en el último año, la mayor parte de ellos para promocionarse en distintos eventos.

Y es que el motor de 500 CV del XKR no aumenta su potencia, pero sí su refinamiento. Debido a su precio, su mercado se reduce notablemente pero aún así es notable su presencia internacional durante este primer año: ha visitado 22 grandes ciudades extranjeras y en su web, han recibido visitas de 191 países distintos. Durante este año de pruebas, se ha limpiado 109 veces (cada tres días más o menos) y su tremendo 'paquete de picnic' en el maletero (ya te decía que es un coche para románticos) se ha utilizado en 17 ocasiones. De momento desde la marca aseguran que seis clientes ya han depositado una paga y señal del 20 por ciento del valor del coche, por lo que parece que la marca va viento en popa. Tiene un futuro complicado, pero creo que simplemente con estos seis clientes, ya se pueden dar más que satisfechos. ¿Alguno vendrá a España? lo veo muy complicado, pero quien sabe, a veces este país nos da grandes sorpresas.

P.D. La canción más escuchada durante este año en el David Brown Speedback GT fue 'Real good looking boy' de 'The Who'. ¿Te lo crees? yo tengo mis dudas...

Lecturas recomendadas

Buscador de coches