Skip to main content

Reportaje

Motor

La importancia de la educación vial en todas las edades

Educación vial
En todas las etapas de la vida.

Cuando hablamos de educación vial la asociamos inmediatamente a nuestra infancia, a los años que pasamos en el colegio, normalmente en primaria, donde ya fueran profesores o propios agentes de policía, nos dieron las primeras nociones básicas sobre cómo movernos en el mundo real. Sin embargo, es un tema que se puede tratar a lo largo de diversas etapas de la vida, incidiendo en aspectos distintos y de maneras diferentes en cada una de ellas.

Recursos didácticos para todas las edades

La DGT es consciente de la importancia de la educación vial y, por ello, en su sitio web, presenta materiales didácticos para poder enseñar al respecto a todos los grupos de edad de manera específica para cada uno de ellos.

Infancia

La educación vial para niños es clave, pues sienta las bases para que los más pequeños conozcan las normas básicas de la circulación, la interacción entre usuarios de aceras, carreteras, etc. Dada su temprana edad, hay que enseñarles de manera divertida y muy visual, para que les sea ameno y se interesen por ello. Fórmulas como recortables, láminas con actividades, cuentos o vídeos son algunos de los formatos que recomiendan de la Dirección General de Tráfico.

Adolescentes

En esta etapa, los adolescentes ya comienzan a tener una mayor independencia y se gestionan de una manera más autónoma, motivo por el que entre las actividades para educación vial en su edad hay que meter medios de transporte que ya puedan empezar a utilizar, como las bicicletas o, tras el boom estos últimos años, los patinetes eléctricos. La DGT ofrece amplios materiales didácticos a este respecto.

Jóvenes

En la siguiente, los jóvenes ya comienzan a empezar a conducir sus propios vehículos de motor, desde ciclomotores a coches y, aunque a la hora de sacarse el carné de conducir vuelven a tocar la materia de la seguridad vial, siempre es positivo reforzar esta materia. De hecho, desde la DGT en su material hace especial hincapié en el tratamiento de temas como el consumo de las drogas y el alcohol y el peligro que suponen tanto siendo conductor como peatón, ciclista u otro tipo de usuario de las vías públicas.

Personas Adultas

Está establecido en el imaginario colectivo que la educación vial es solo cosa de la infancia, nada más lejos de la realidad, puesto que conforme crecemos, somos miembros cada vez más activos de la circulación. Es por eso que con estos materiales se busca que “los ciudadanos circulen con seguridad y fluidez por las vías pública en cualquier situación y circunstancia, no sólo como conductor, sino también como peatón o usuario de los transportes públicos o privados”.

Personas Mayores

En el grupo de edad más avanzada la dificultad que se afrenta es otra: nuestros mayores crecieron en un mundo en el que los niveles tecnológicos eran muy diferentes, motivo por el que es posible que les cueste adaptarse a situación actual, más sofisticadas y con una cantidad y variedad de vehículos con los que compartir las vías cada vez más variados. Mediante el uso de la educación vial es posible facilitar este proceso para que siguen siendo miembros activos y puedan seguir circulando de manera segura.

Personas con discapacidad

Las personas con discapacidad tienen dificultades añadidas a la hora de relacionarse con lo que los rodea, motivo por el que es muy importante facilitar su integración a través de diferentes programas que ayuden en a su seguridad vial.

Y además