Skip to main content

Reportaje

Coches clásicos

Así ha cambiado el volante de un Mercedes en 120 años

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años
De la palanca de mando... al volante multifunción sensitivo del nuevo Clase E. ¡No te los pierdas!

Ya queda muy poco para que la firma de Stuttgart lance el nuevo Mercedes Clase E con una serie de mandos revolucionarios para quien se ponga al 'timón'. Estas innovaciones son fruto de una larga historia en el que los automóviles se han dirigido de distintas maneras en este siglo largo que contamos ya desde que nació. Y así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años. 

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

De hecho, los primeros automóviles, que no eran más ni menos que un coche de caballos sin animales, no tenían un aro para dirigirlos. ¡Ni mucho menos! De las riendas de los animales se pasaba a una palanca que giraba de lado a lado y estaba acoplada a la dirección. 

Así sucedía en los pioneros, tanto en el patentado por Carl Benz en 1886, como en el "automóvil con ruedas de acero" de Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach en 1889. 

El primer volante: siglo XIX

De nuevo, una de las innovaciones más importantes de la historia de la automoción se debe al mundo de las carreras. Para una de las primeras, la que iba París hasta Ruán (julio julio de 1894), el ingeniero francés Alfred Vacheron puso una rueda en su Panhard & Levassor con motor Daimler.

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

Así, logró un mayor control sobre las ruedas delanteras, aumentó la capacidad de giro al poder dar varias vueltas -no como con la palanca y sí, pero mejor, que con la manivela-. Al parecer, no ganó -acabó el undécimo-, pero sentó todo un precedente hasta la actualidad.  

Siglo XX: primer volante multifunción

En 1900, el Daimler-Motoren-Gesellschaft Phoenix de carreras equipó un volante con la columna de dirección inclinada, para un manejo -aunque aún muy duro y costoso- mucho más natural de acuerdo con la forma de los brazos del conductor.

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

Dos años después, Mercedes introduce en los Simplex ya hacían se podían considerar multifunción, porque hacían algo más que girar: mediante palancas se gestionaban mecánicamente aspectos del motor como el encendido y la mezcla de aire y carburante.

Años 20-40: aros para la bocina

Aunque hoy estemos acostumbrados, la función del claxon también es algo ajeno al volante (hasta hace no mucho era habitual que se accionara hundiendo la palanca izquierda hacia la columna de la dirección) y en los años 20 se incorporó a éste para que el piloto no tuviera que soltar las manos al accionarla.

Primero, la bocina de bombilla/perilla iba en el aro del volante. Luego se sustituyó por un botón en el centro. En 1949, el aro también sirvió para activar las señales de giro, girando a su vez ese mecanismo hacia el lado deseado. También se desplegaba en otros modelos una barra para indicar tus intenciones. Ambos sistemas fueron precursores de los intermitentes, pero se activaban desde el mismo sitio. 

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

En Mercedes, el aro llegó para quedarse y acabó siendo un elemento de distinción que se vendía como accesorio para acoplar al volante hasta en los utilitarios más populares de los años 50, 60 y 70. 

Años 50: cambios en la columna y dirección automática

El confort y la seguridad van ganando terreno. En 1951, la marca instala una palanca de cambios en la columna de dirección del Mercedes 300 'Adenauer' (W 186) y en el 220 (W 187), para liberar el suelo de este elemento y poder hacer una fila corrida como asiento para las plazas delanteras (el concepto no se abandonó hasta los años 80, pero sería recuperado en 2005 con selector Direct Select para cajas de cambio automáticas).

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

En 1955, se añade al volante una palanca para dar las ráfagas.

En 1958, aparece la dirección asistida, en el Mercedes 300.

Años 60: volante de seguridad

En 1959, el Mercedes-Benz 'Fintail' (W 111) -conocido en España como 'Colas'- sorprende a propios y extraños con un nuevo volante de seguridad con una placa deflectora grande y deformable y una columna de dirección telescópica, dividida, desplazada hacia atrás y con amortiguador de impacto (en 1967, el sistema se generalizaría en toda la gama).

Ese mismo año, los Mercedes 'Fintail' y 'Ponton' usan una sola palanca para las ráfagas y los intermitentes. Y en 1963, se añadiría también ahí el eyector de agua para los limpiaparabrisas, que se accionaban con otro tirador. 

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

Años 70: fin del aro 

En 1971 el 350 SL Roadster sustituye el volante con aro por otro de cuatro radios que absorben la fuerza de un impacto (y la dirigen hacia dentro para que el borde exterior no se rompa). Además, la zona se cubre con una superficie acolchada para más seguridad, bajo la que va la bocina. 

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

Años 80: primer airbag

En 1981 el Clase S (serie 126) introduce otra innovación que da una idea de cómo ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años... y los del resto del mundo, después: el airbag.

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

Pero no fue fácil: como los primeros airbags eran muy voluminosos, la placa deflectora tenía que ser mucho más grande. Cuando se logró envasar al vacío y ahorrar espacio, los diseñadores respiraron tranquilos. En 1992, el airbag del conductor se convirtió en equipo de serie en todos los turismos Mercedes y el airbag del pasajero se presentó en 1994.

Años 90: el volante multifunción de la era moderna

En 1998, el Mercedes S 220 vuelve a la idea original de introducir controles cerca de los dedos para que el conductor no tenga que soltar las manos ni distraerse.

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

Y con las nuevas posibilidades electrónicas -como el sistema COMAND (Cockpit Management and Data)- nacía el volante multifunción tal y como lo conocemos hoy: acceso a funciones e información del vehículo, navegación, control de la radio... y todo, asociado a las primeras pantallas grandes. 

Siglo XXI: vuelve del cambio en el volante

En 2005 la firma estrena lenguaje de diseño en la Clase M y la Clase S: la palanca selectora DIRECT SELECT del cambio se vuelve de la consola central a la columna de dirección. Y desde desde 2008, el Mercedes SL Roadster se ofrece además con cambio deportivo 7G-TRONIC con levas de cambio en el volante.

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

2016: los primeros botones táctiles

Hace cuatro años, el Mercedes Clase E es el el primer automóvil del mundo con botones táctiles Touch Control en el volante, para controlar todo el sistema de infoentretenimiento con barridos con los dedos, verticales y horizontales-. También se pasa de las formas poligonales a las geométricas

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años
Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

2020: el volante capacitivo

Si todo va según lo previsto, este verano una generación de nuevos volantes capacitivos se estrenarán en el nuevo Mercedes Clase E 2020.

Según ha adelantado el fabricante, vuelven a cambiar los volantes Mercedes, otro hito en estos 120 años. "Tras el aro hay dos zonas que detectan si el conductor está agarrando el volante, por eso se llaman capacitivos. Los botones de control táctil ubicados en los radios también funcionan con señales digitales", explican, y ayudan a manejar toda la información de los nuevos asistentes a la conducción. Los paneles de control continuo, que se dividen en varias áreas funcionales, se integran en los radios. 

Así ha cambiado el volante de Mercedes en 120 años

“Además del asiento, el volante es el único componente en el vehículo con el que tenemos contacto físico intensivo. Las yemas de los dedos sienten pequeñas cosas que normalmente no notamos. Si una irregularidad es perturbadora o el volante no se ajusta cómodamente en nuestras manos, no nos gusta. Esta sensación táctil se envía al cerebro como retroalimentación y determina si nos gusta o no el automóvil”, explican sus diseñadores.  

En concreto, en el Clase E, el volante estará disponible en tres versiones: Sport, Luxury y Supersport. Pretenden que los nuevos volantes, además de tecnología, despierten emociones, de acuerdo con la filosofía de diseño de Sensual Purity, "que expresa la dualidad de la inteligencia y la emoción".

Todo un mundo... redondo

“El aro del volante es la clave de un volante. Su diseño geométrico es una ciencia en sí misma que no se puede encontrar en ningún libro de texto. El aro debe caber perfectamente en la mano. Si es un milímetro demasiado grueso, se siente abultadamente desagradable.

Todo sobre el Mercedes Clase E 2020

Si es un milímetro demasiado fino, parece que está muerto de hambre. Y esa impresión nubla la sensación general del automóvil [...]. El diseño del volante es un mundo en sí mismo y un desafío muy especial que a menudo se subestima", remata Hans-Peter Wunderlich, director creativo de Diseño de Interiores en Mercedes-Benz, quien ha estado diseñando volantes durante aproximadamente 20 años.

 

 

 

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan