Skip to main content

Reportaje

Motor

El coche de los 100 millones de euros, 3 cosas que pocos conocen del Bugatti La Voiture Noire

3 cosas que pocos conocen del Bugatti La Voiture Noire

El coche desaparecido

Hablar de Bugatti es hacerlo de uno de los fabricantes más legendarios de la historia del automóvil que, a lo largo de su trayectoria, nos ha dejado algunos de los coches más espectaculares y exclusivos. Hoy te contamos tres cosas que pocos conocen del Bugatti La Voiture Noire, el coche de los 100 millones de euros.

La marca francesa esconde una historia muy curiosa, que tiene que ver con el Bugatti Type 57 SC Atlantic, un deportivo espectacular de los años 30, del que solo se construyeron cuatro unidades. Tres han sobrevivido, pero una desapareció durante la Segunda Guerra Mundial y nunca más se supo de ella.

3 cosas que pocos conocen del Bugatti La Voiture Noire: en honor a Ettore Bugatti

3 cosas que pocos conocen del Bugatti La Voiture Noire

En la década de los 30, en plena Gran Depresión y auge de los totalitarismos, Bugatti atravesaba por un momento algo delicado. No obstante, la industria del automóvil estaba en alza y la marca seguía presumiendo su imagen de lujo y calidad.

En ese contexto, el hijo de Ettore Bugatti, Jean Bugatti, quiso rendir un homenaje a su padre, diseñando un espectacular deportivo que debía convertirse en una obra maestra. El resultado el Bugatti Type 57 SC Atlantic, basado en el Type 57 SC Aérolithe

Se trataba de un coche muy dinámico y con un diseño muy estilizado, caracterizado por su alargado capó. Estaba equipado con un motor de ocho cilindros en línea de 3.2 litros que producía 210 CV, una potencia descomunal para la época que le permitía alcanzar los 210 km/h. 

Solo cuatro unidades

Pero Jean Bugatti decidió construir solamente cuatro unidades de esta joya. La primera tenía el chasis número 57374; la segunda, el número 57473; la tercera, el 57591; y la cuarta, el número 57473.

Esa cuarta unidad fue pintada de negro y terminó llamándose ‘La Voiture Noire’, que significa el coche negro en francés (tampoco se complicaron mucho la vida), y se la quedó el propio Jean Bugatti como vehículo propio para exhibirlo en diferentes eventos hasta su muerte, en 1939. 

Bugatti La Voiture Noire, la versión moderna del Type 57 SC Atlantic

Jean Bugatti falleció en un Type 57 de competición en 1939, y su coche personal pasó a ser cuidado por la familia. Poco después, llegaron los alemanes a Francia, pero Ettore Bugatti no estaba por la labor de que su preciado Type 57SC se viera comprometido, lo robasen o se destruyesen. 

Así que como cualquiera de nosotros hubiésemos hecho, se las ingenió por sacarlo de Molsheim lo más rápido posible.

Desaparecido en un tren

3 cosas que pocos conocen del Bugatti La Voiture Noire

Se sabe el final que tuvieron los primeros tres coches. El primero, el del chasis 57374, fue subastado en California en 2010, alcanzando la cifra de 35 millones de dólares. El segundo (chasis 57473) ha sido restaurado varias veces y pertenece actualmente a una colección particular y el tercero lo tiene el diseñador Ralph Lauren

Pero ¿y qué pasa con el cuarto chasis? No se sabe dónde está. Tras su muerte en un accidente, ‘La Voiture Noire’ de Jean Bugatti pasó a manos de la familia. Pero la Segunda Guerra Mundial estalló y Ettore Bugatti no quería que el preciado coche terminara en manos alemanas. Así que se las ingenió para sacarlo de Molsheim. 

10 coches que podrías comprar por el precio del Bugatti La Voiture Noire

La familia Bugatti introdujo el coche en un tren de carga para llevarlo hasta Burdeos para poner a salvo la joya de cuatro ruedas. Sin embargo, el treno nunca llegó a su destino y la familia perdió el coche. La marca, incluso, afirma que perdió la pista del vehículo y llegó a cambiar el número de chasis.

Pero, la realidad es que no se sabe qué paso con el Type 57 SC Atlantic y, si existe todavía, hay quien asegura que su precio podría alcanzar los 100 millones de euros en una subasta

Algunos afirman que el coche fue introducido en un barco y luego naufragó. Otros dicen que lo robaron en la campiña francesa y que podría estar oculto en alguna granja. También se dice que la propia marca lo destruyó para que no lo encontrasen los alemanes. 

Etiquetas:

Grandes Historias

Y además