Reportaje

5 casos en los que agradecerás no tener un superdeportivo

Ignacio de Haro

12/11/2015 - 13:54

Aquí tienes cinco casos en los que agradecerás no tener un superdeportivo. Aunque esta clase de vehículos son con los que sueñan con poseer casi todos los aficionados al mundo del motor, hay ocasiones en las que quizá lo mejor es que sigan siendo inalcanzables o podrías acabar llevándote una gran decepción.

No te pierdas: 15 superdeportivos que han prohibido en Londres

Los superdeportivos podrían ser el equivalente a los famosos dentro del mundo del automóvil: son mediáticos, la gente se vuelve ‘loca’ al verlos por la calle y en la mayoría de ocasiones, para bien o para mal, no pueden moverse sin que haya una indiscreta cámara de vídeo registrando todos sus pasos. Son la clase de vehículos que sueñan con poseer casi todos los aficionados al motor, pero como te desvelamos en la galería de imágenes, hay ocasiones en las que agradecerás no tener un superdeportivo.

Quizá por fabricar algunos de los coches más famosos, veloces y caros del planeta, Bugatti tiene un papel protagonista en estos cinco casos en los que agradecerás no tener un superdeportivo. A lo mejor has soñado con poseer uno de los rapidísimos modelos de este fabricante, como el Bugatti Veyron, pero seguro que no te parece tan atractivo e interesante cuando sepas cuánto cuesta mantener un Veyron, incluso suponiendo que te sobrara el dinero. ¿La revisión anual? Unos míseros 30.000 dólares -el equivalente a unos 27.000 euros-. ¿Y sustituir los neumáticos? También 30.000 dólares. Y así otros cinco casos más con los que seguro que te alegrarás de no tener uno de estos carísimos vehículos.

Fuente: CarBuzz

Imágenes: Fabricantes, CarBuzz, YouTube.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches

Más de Los rankings y listas más vistos