Reportaje

Coches clásicos

El BMW E30 cumple 30 años

El BMW E30 cumple 30 años

Fran Rico

14/06/2012 - 10:10

El BMW E30 cumple 30 años, y lo celebra en Múnich. La marca prepara una concentración con la presencia de los clubes del Serie 3 y abrirá partes exclusivas de su museo. Pero… ¿Por qué causó furor el E30, una berlina cuadrada, con 'cuatro ojos' y un toque tan ‘ochentero’?

El BMW E30 cumple 30 años. Para ello, la marca de Múnich prepara una concentración en su fábrica más conocida que congregará a todos los clubes del Serie 3 (todas las generaciones del BMW Serie 3). La reunión servirá de excusa para pasarse por el museo y visitar la colección de clásicos que suele estar cerrada al público. ¿Aún no sabes por qué BMW 'da tanta bola' al E30, la segunda generación de su berlina por excelencia?

Corría 1982 cuando los de Baviera presentaron la segunda generación del Serie 3. El BMW E30 se hizo público en el Campeonato del Mundo de Fútbol de España 82. Habían pasado siete años de la primera berlina Serie 3 (E21), que revolucionó el segmento F con su aspecto cuadrado, de dos puertas e innovaciones tecnológicas como el cuadro de mandos orientado al conductor. Sin embargo, la segunda generación supuso el verdadero cambio de un coche que no quería pasar desapercibido en mercados como el estadounidense.

Los E30 fueron vendidos desde 1983 hasta 1991, salvo el primer Serie 3 Cabrio que se mantuvo hasta 1993 -cuando ya se comercializaban los E36-. A la carrocería tres puertas se unió la de cuatro e incluso la primera versión familiar, que hoy se conoce como Serie 3 Touring, fue creada en 1984 con cinco puertas. Además, para los amantes de lo deportivo, la firma de la hélice lanzó por primera vez, también con esta caja, el exclusivo M3 con motor de 2,3 litros con 195 CV de potencia (25 aniversario del BMW M3 E30).

La segunda generación del Serie 3 supuso, sin duda, la eclosión de la marca. Hoy en día, esta familia representa alrededor del 40% de las ventas globales de BMW; no está nada mal si se tiene en cuenta que el precio siempre fue bastante elevado para una familia media europea: unos 7.000 euros de la época costaba el BMW E30 de los 80.

Las verdaderas novedades del E30 fueron en su exterior la disposición de los cuatro faros delanteros en la calandra y los intermitentes en el paragolpes. Pero lo que no siempre se ve es lo que más sorprende… El Serie 3 ‘ochentero’ pasó a montar sus archiconocidos seis en línea (por los cuatro del E21) y también sistema de inyección electrónica. Gracias a estos cambios, aumentó la potencia de algunos modelos como el 323i que pasó a tener un ‘5’ en el último número.

Otros datos que supusieron una revolución en la marca fueron el eje delantero de articulación única, montantes telescópicos, eje trasero con suspensión independiente o lo más innovador: algunos modelos montaban tracción total y ABS. Asimismo, BMW puso en marcha el primer diésel de su historia, con un motor 2,4 litros de 86 caballos que alcanzaba los 165 m/h.

Los E30 que salieron a la calle (316, 318, 320, 323, 324d y td y 325) fueron sustituidos por la tercera generación con, decían entonces, ‘forma de delfín’. Ganó aún más en tecnología y número de ventas, pero perdió la estética de caja de zapatos que tanto gusta recordar en la actualidad. Por eso, si quieres volver al pasado, pásate por Múnich del 14 al 19 de junio. Codillo, cerveza y más de medio centenar de BMW Serie 3 E30...

Lecturas recomendadas

Buscador de coches