Prueba

Motos

Prueba de la Triumph Street Twin A2 2017: una moto (i)limitada

Rodrigo Fersainz

20/09/2017 - 10:40

En este vídeo, probamos la Triumph Street Twin A2 2017, una moto basada en la Triumph Boneville, pero limitada de fábrica con un kit 'de quita y pon' para los que quieren una montura de verdad y las 125 cc se les quedan muy, pero que muy pequeñas. Estas han sido nuestras impresiones.

 

Hace muchos años, o tenías el carnet para llevar todo tipo de motocicletas o debías conformarte con comprar, con tu permiso de coche en el bolsillo, un ciclomotor con pedales -que los montar de fábrica por ley- si no querías examinarte de nuevo. Ahora, tras el 'boom' de los scooters de 125 cc fruto de la convalidación del A1 con más de tres años del B, hay gente a la que se le queda muy pequeño ese segmento y está dispuesta a saltar al A2, al margen de que planee en un futuro conseguir el A o no. Y para ellos, el mercado también está ofreciendo muchas soluciones. ¿Por ejemplo? Motos como la que ahora probamos: la nueva Triumph Street Twin A2 2017, una montura ¿limitada? para este permiso de conducir...

Tipos de carnet de moto.

Y ponemos el interrogante porque a simple vista, salvo por la pegatina de la unidad de pruebas que estaba convenientemente visible en el depósito, nadie podría decir que esta Street Twin está limitada de fábrica para el A2. Pero es que al arrancarla, casi tampoco. Por fuera, se trata de una preciosa montura de líneas elegantes y con el encanto y la personalidad de toda Triumph Bonneville, modelo en el que se basa, aunque esta palabra sólo aparezca en pequeñito en cada cilindro. Por lo demás, es muy reconocible desde lejos gracias a su característico faro redondo (con la T central en la bombilla), su motor al aire y sus preciosas líneas de escape, que puedes seguir con la mirada desde el propio colector hasta el último tramo, junto a la rueda. Y a pesar de los toques en negro mate -tan a la moda en los tiempos que corren-, también es fácil fijarse en su horquilla delantera y su chasis tubular de cuna, para saber a lo que atenerte. 

Triumph Street Twin

Ahora sí. A los mandos, la postura de conducción también resulta lo suficientemente erguida como para que, además de ser cómoda desde el principio, suponga toda una declaración de intenciones acorde con la denominación comercial del modelo: Street (calle) y Twin (por su mecánica bicilíndrica en paralelo). 

Giro la llave de contacto y el cuadro muestra una información más completa de lo que parece -aunque no lleves cuentavueltas- y en formato mixto -analógico y digital-, coronado con un pequeño cupulín transparente que, si bien deriva un poco el viento, no resguarda de los reflejos en ningún momento y no ayuda a facilitar la ya dificultosa lectura de la pequeña pantalla digital en ciertos momentos del día.     

Cuando el motor de 900 cc despierta, sorprende lo poco que suena y lo poco que vibra, así que aquí tenemos la primera polémica de la prueba: si eres un purista, te quedarás desencantado y dirás que "las Triumph ya no son los que eran", que "las antiguas de carburación eran mucho más auténticas"... Sin embargo, los tiempos cambian y si la evolución tecnológica, la eficiencia y el confort en marcha pueden ser siempre argumentos válidos para los fabricantes, te recuerdo que esta Triumph Street Twin A2  ha sido concebida precisamente para hacerla más cómoda, fácil de conducir, segura... y, especialmente apropiada para un uso urbano y cotidiano. 

Todas las motos Triumph y sus precios actualizados.

Otra prueba de que estas pretensiones no se quedan en una cuestión de marketing es el acelerador electrónico, la entrega de par motor desde abajo y un embrague antirrebote muy, pero que muy suave. Y en este punto, volvemos a lo mismo: no deberías buscar un tacto deportivo en una moto que está pensada para una conducción tranquila y que no te acabe cansando en los atascos, en los que por cierto, te podrás colar por muchos más huecos de los previstos gracias a sus contenidas dimensiones y a lo recogidos que están sus elementos exteriores. 

Por todo ello, el paso de los kilómetros van fluyendo sin complicaciones, tanto con pasajero (la suspensión trasera es regulable y con precarga) como sin él. E incluso con altas temperaturas, el calor que desprende -este factor parece irrelevante hasta que te achicharras en los semáforos de cualquier ciudad española- no es excesivo. Por si fuera poco, esta Street Twin A2 monta dos efectivos frenos de disco que detienen la moto de forma dulce pero efectiva siempre que lo requieras, tanto en seco como en mojado, y cuya acción se refuerza con el ABS de serie -algo especialmente recomendable para novatos en esto de las motos de gran cilindrada con marchas (cinco)-. 

Toca salir a carretera de excursión y comprobar la mejor de las guindas para este pastel pretendidamente dulce: a pesar de la limitación de fábrica a 48 CV, las prestaciones de esta Triumph Street Twin A2 2017 son muy dignas y para moverte por todo tipo de vías (montaña, autopista...) se antojan más que suficientes. Y esto gusta y mucho teniendo en cuenta que cuando decidas quitar el kit de limitación en un taller oficial, tendrás toda una neoclásica de 900 cc y 55 CV.  

Por tanto, aunque el precio no sea bajo y haya que tener muy claro el desembolso de más de 9.000 euros en una moto, quizás termina de animarte el hecho de que por ese precio te llevas toda una motocicleta de verdad, de una marca premium, asequible, cómoda, fácil de conducir, con control de tracción (igual que el mencionado ABS) de serie, de líneas muy bonitas y atemporales, buen comportamiento, inmovilizador antirrobo... y que te durará, limitada o no, todo lo que tú quieras, pues no se te quedará pequeña ni tendrás que cambiarla por otra mayor cuando des el último 'salto' en el carnet. ¡Y con 150 accesorios originales para personalizarla!    

Datos técnicos de Triumph Street Twin A2 2017

  • 2 cilindros en paralelo a 270°, 8 válvulas, SOHC (mono-árbol de levas). Refrigeración líquida.
  • 150 km/h
  • 900 cc
  • 80Nm a 3.350 rpm
  • 48 CV a 5.900 rpm
  • 5
  • Horquilla KYB de 41 mm, con 120 mm de recorrido (delante) y doble amortiguador KYB con ajuste de precarga. 120 mm de recorrido de rueda (detrás).
  • Disco flotante de 310 mm con pinza flotante Nissin de 2 pistones Nissin y ABS (delante) y disco de 255 mm con pinza flotante Nissin de 2 pistones y ABS (detrás).
  • -/785/114 mm
  • 198 (en seco)
  • 750 mm
  • 100/90-18 y 150/70 R17
  • 12 l
  • 3,7 l/100 km
  • Euro 4
  • A2, A
  • 9.100 euros.
  • Gasolina

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros

Si el problema de Triumph no son los modelos, ni los precios, el problema real de Triumph es su servicio post venta, que cuando surge un problema no son capaces de solucionarlo ni desde Triumph España. Al igual que los recambios, dos ejemplos vívidos, sensores TPMS,  un mes, una maza de embrague dan fecha prevista 30 días. Resultado de ésta última, 5 semanas parada la moto en el taller.

Responder a: Sergio Carceles Romero
Conversaciones