Prueba

Prueba: BMW M760Li xDrive (2017). Lujo elevado a la M

Luis Meyer

17/02/2017 - 11:23

Lujo extremo, deportividad extrema (340 km/h), espacio extremo, diversión extrema tanto al volante como en las plazas traseras... En esta prueba del BMW M760Li xDrive (2017) nos ha quedado clara una cosa: el coche que lo tiene (casi) todo, existe. Y nos hemos puesto al volante.

Estamos en Palm Springs, California, junto al BMW M760 Li. Es el nuevo buque insignia de la gama Serie 7, y acaba de ser presentado: 12 cilindros, 610 CV, y dos variantes: la Sport, enfocada al máximo dinamismo, y la Excellence: con un enfoque más elegante, pensado para Norteamérica y China. Es el que tenemos aquí: muchos cromados, aunque en el fondo lleva las mismas ruedas y comparte chasis. Es más una cuestión estética. Nos ponemos al volante para ver cuánto tiene de deportivo. Prueba: BMW M760Li xDrive (2017).

Se trata de la variante más deportiva y lujosa del BMW Serie 7 Largo. Como ya he dicho, el coche rinde 610 CV, y tiene una cilindrada de 6,6 litros. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos y tiene la velocidad limitada a 250 km/h, aunque la variante Sport llega a los 305 y, si le quitas el limitador del todo, alcanzaría los 340 km/h. Las diferencias entre los modos Confort y Sport son notables, y hay un modo adaptativo, pero todos coinciden en un comportamiento excepcional: la dirección a las cuatro ruedas, el estabilizador de balanceos o su equilibrado chasis logran una respuesta sorprendentemente activa y fiable en cualquier situación. Pesa 2,2 toneladas, claramente menos que su antecesor, y eso se debe a la estructura de su carrocería con fibra de carbono y acero reforzado, entre otros materiales ligeros. 

¿Quieres escucharlo y verlo en acción? ¡Aquí tienes la prueba en vídeo!

Los principales rivales del BMW M760 Li son el Audi A8 W12, y también el Audi S8 Plus, que es muy potente. También el Mercedes AMG S 63. Y por supuesto, el Bentley Flying Spur. Una competencia muy fuerte, en la que BMW quiere hacerse su hueco. Es en definitiva el último en llegar y por tanto el más moderno, y con un comportamiento fantástico. La variante Excellence impresiona con sus cromados, sus grandes escapes y el emblema V12 en la zaga y los pilares C. Y su precio no es excesivo si lo comparamos con un 750 equipado hasta los topes. Por eso pienso que no tendrá problemas en hacerse un hueco destacado entre la competencia.  

Un interior como una suite de lujo

Quien se deja tanto dinero en un coche no escatima detalles. Esta es la variante Excellence, la lujosa, y sorprende el cuidado de sus acabados. Detrás hay mucho espacio y los asientos se pueden inclinar. La iluminación interior está también muy cuidada, por ejemplo con estas luces verticales. Tenemos espejos de cortesía iluminados con LED, y sobre todo un centro de control aquí detrás para gestionar muchas funciones del coche. Por ejemplo, el sistema de infotainment con esta tablet, que también me permite deslizar el asiento delantero a distancia. También puedo controlar la información del navegador. En general, unos acabados detallistas de y de calidad extrema, en los que BMW ha echado el resto y que puntúan muy alto en un segmento tan exigente como este. Es increíblemente confortable por dentro, y se nota que BMW quiere conquistar el mercado asiático. Pero al mismo tiempo es un coche que, más allá de los lujos, se disfruta muchísimo al volante. 

¿Buscas una berlina que se adapte a ti? ¡Encuentra la tuya rápidamente en nuestro recomendador!

Lecturas recomendadas

Todo sobre BMW

BMW Serie 7 Serie 7 Largo

Acabados de BMW Serie 7 Largo 2015 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre BMW Serie 7

Buscador de coches