Logo Autobild.es

Nuevo BMW Serie 1: ¿te gusta conducir o buscas algo más?

Jorge Arenas

La nueva generación del BMW Serie 1 renueva su imagen y amplía sus miras. Con el objetivo de atraer nuevos clientes, ya no busca solo el placer de conducir sino también un alto nivel de comodidad y la máxima eficiencia en sus nuevos motores turboalimentados. A la venta en septiembre con un precio de salida de 25.900 euros.

El BMW Serie 1 llega al mercado con su segunda generación (presentación BMW Serie 1). En el momento de su lanzamiento, el compacto alemán solo estará disponible en su versión de cinco puertas, pero más adelante llegará la de tres (2012), el coupé y el convertible.

Además de por los cambios de diseño que se ven a simple vista, el nuevo BMW merece la pena por su nueva gama de motores sobrealimentados. Todos son turbo, tanto los de gasolina como los diésel. Que los del primer grupo lo sean es novedad: hasta este momento, el acceso a la gama pasaba por los 116i, 118i y 120i, todos ellos atmosféricos y terriblemente perezosos hasta llegar a la zona alta del cuentavueltas.

Pues bien, en BMW han decidido que este es un buen momento para cambiar de mentalidad y pasar, finalmente, por el aro del downsizing. Adiós al bloque de 2 litros y hola al recién llegado 1.6 de origen PSA-MIni, que entrega 136 y 170 CV en las versiones 116i y 118i. Durante la presentación he tenido ocasión de conducir el más potente de los dos y me ha parecido un motor a tener muy en cuenta. Mejora las prestaciones del 118i al que sustituye y se caracteriza por entregar la potencia y el par a bajo y medio régimen. Además, es silencioso y poco sediento.

La segunda versión del nuevo BMW Serie 1 que ha pasado por mis manos es el 120d, en este caso con el nuevo cambio automático de 8 velocidades. Es menos fino y suave que el de gasolina, pero por todo lo demás, le da mil vueltas. Este propulsor tiene 184 CV  y se encarga de dar forma a la gama de gasóleo junto a los 116d y 118d, de 116 y 143 CV. Los tres parten del bloque de 2 litros ya conocido, pero tienen más carácter que antes, sobre todo en el caso del más potente, que sorprende por su capacidad de aceleración.

Por otra parte, el BMW Serie 1 (vídeo BMW Serie1) cambia de personalidad gracias a la llegada de una suspensión adaptativa opcional, que permite elegir entre un tacto confortable y otro más deportivo. Esto quiere decir que este BMW ya no se conforma simplemente con ser capaz de ofrecer sensaciones la volante (que también), sino que va un paso más allá, quizá con el objetivo de atraer a nuevos clientes.

Comparado con el BMW Serie 1 que hasta ahora conocíamos, el nuevo crece 8 centímetros en longitud, 17 en anchura y, lo que es más importante, aumenta su distancia entre ejes en 3 centímetros. Gracias a esto hay un poco más de espacio para las piernas en las plazas traseras, algo que le hacía verdadera falta. En cualquier caso, sigue sin ser un modelo apto para quienes busquen una buena habitabilidad.

En cuanto a tecnología, puede equipar sistemas como el de aparcamiento asistido, el que reconoce las señales o el que avisa del cambio involuntario de carril. Muy importante, también, es el afán ahorrador del modo ECO PRO, que utiliza la electrónica para reducir el gasto e informar al conductor mediante diagramas proyectados en la pantalla de la consola y en el tablero de instrumentos.

¿Qué más cosas debes saber sobre este nuevo BMW Serie 1? Toma nota: todos los motores pueden tener cambio manual de seis velocidades o automático de ocho, la plataforma sobre la que asienta es la misma que tendrá el futuro serie 3, saldrá a la venta el 22 de septiembre y su precio de salida queda fijado en 25.900 euros.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Valoración

0

La nueva generación del BMW Serie 1 renueva su imagen y amplía sus miras. Con el objetivo de atraer nuevos clientes, ya no busca solo el placer de conducir sino