Prueba

Nissan Juke Nismo: tiene su gracia

Luis Guisado

08/10/2013 - 12:50

No se puede decir que el nissan Juke Nismo lo tenga todo para convertirse en el deportivo por excelencia, pero es el típico coche que te va ganando con sigilo kilómetro tras kilómetro. Y eso vale mucho.

El Nissan Juke Nismo no va a ser un superventas, ni un habitual de las carreteras. De hecho, seguro que es complicado que los veas con asiduidad. Pero eso no quiere decir que merezca este destino. Yo creo que todo lo contrario, ya que gracias a su estética tan personal y a un tamaño contenido (4,13 metros) te permite salirte del sota, caballo y rey de los modelos de siempre.

 

El Juke Nismo es el modelo más divertido de conducir de toda la gama. No solo eso; es ideal si buscas un deportivo distinto con el que ganarte al observador entendido, ese que ve que esos paragolpes (con los que gana 30 mm de largo), las llantas, el alerón y la salida de escape no son casuales.

 

Nissan Juke Nismo frontal

Bajo el capó del Nissan Juke Nismo te vas a encontrar el mismo motor 1.6 turboalimentado con 200 CV que monta el Renault Clio RS (por si te interesa, te dejo una prueba del Renault Clio RS 200 EDC) y el propio Juke 1.6 Turbo, aunque en este caso con solo 190 CV. Este cuatro cilindros es agradable utilizar gracias a que funciona razonablemente bien a bajas vueltas, sube de revoluciones con alegría, sobre todo a partir de 3.000 rpm y se encuentra de maravilla en la zona alta del cuentavueltas.

 

Además, al igual que en resto de la gama, en el Juke Nismo se pueden seleccionar tres modos de conducción, no tienes que ir encendido a todas partes. Por ejemplo, el 'modo Eco' es tan 'Eco' que ofrece poquísimo 'feeling', aunque al bajar la respuesta del acelerador, también lo hace el consumo.

 

A la hora de empezar la marcha,lo primero que noto es que la suspensión es más dura de lo que recuerdo en un Juke. Un vistazo a la información técnica me lo confirma: es un 10% más rígida que las versiones normales, lo que no quiere decir que sea incómodo... ni que se eliminen los balanceos.

 

La dirección del Nissan Juke Nismo me ha gustado... aunque hubiera preferido (cuestión de cada uno) que se ahorraran el 'Alcantara' del volante: aunque es muy bueno para conducir con guantes, me da ‘cosa’ a la hora de pasar la mano por el aro. En cuanto a funcionamiento, eeconozco que me la esperaba menos asistida (y con menor diámetro), pero aunque es más suave de lo que puedes pensar en un deportivo de este tipo, lo cierto es que es rápida y precisa.

 

Con estos atributos, enfrentarte a una carretera de montaña con el Nissan Juke Nismo es una tarea divertida siempre que no olvides que su centro de gravedad es más alto que el de un compacto de este nivel de prestaciones, por lo que notarás que se desenvuelve un poco peor.

 

Si a esto le unes unos frenos que al final desfallecen en uno intensivo, lo que te queda es un coche muy rápido, pero no un deportivo radical, lo que no es poco. Si tienes esto en cuenta, el Juke Nismo te dará muchos kilómetros de felicidad.


Lecturas recomendadas

Todo sobre Nissan

Nissan Juke Juke Nismo

Acabados de Nissan Juke Nismo 2013 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

7

Todo sobre Nissan Juke

Buscador de coches