Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Mercedes C220d, un viajero incansable

Prueba Mercedes C220d apertura
Nota

8

Berlina diésel ¿y qué?

A pesar de que el segmento de las berlinas lleva años en declive, hay que aplaudir que marcas como Mercedes sigan empeñadas en ofrecer productos de una factura tan alta como la de su nuevo Clase C, el protagonista de estas páginas. Y tiene doble mérito, porque bajo el capó del mismo respira, además, una mecánica de gasóleo que, en los tiempos que corren, es una rara avis. 

Lo bueno es que la marca de Stuttgart no se ha conformado con poco: se ha inspirado en el Clase S (ni más ni me- nos) para perfilar la nueva generación. Esta sexta entrega (suma en los concesionarios nada menos que 40 años de historia) se estira hasta los 4,75 metros de longitud y, sobre todo, ha alargado mucho su batalla (hasta los 2,86 metros, que es bastante). 

Prueba Mercedes C220d cuadro
Calidad propia de la clase S en el interior

Eso le proporciona un interior más amplio que antes, sobre todo en las plazas traseras, donde sus ocupantes disfrutan de más espacio para las piernas (aunque la plaza central se ve perjudicada, una vez más, por el túnel central de transmisión). 

Pero, sin duda, la noticia en el interior es la tecnología que lo copa todo y deja al nuevo Clase C como referente en su segmento: la enorme pantalla central llega a las 11,9 pulgadas, incorpora el sistema MBUX más avanzado y su funcionamiento es soberbio. ¡Boom! De golpe y porrazo Mercedes se ha puesto por delante de sus rivales. 

Más madera: toda la gama ofrece una instrumentación digital con otra gran pantalla de 12,3 pulgadas y, por si esto fuera poco, puedes sumar los últimos gadgets en conectividad, navegación 3D con realidad aumentada, asistente personal, control por voz, servicios bajo demanda, etc. 

Dotación completa; extras caros

A todo esto, no puedo pasar por alto el apartado del diseño, que sé que es muy subjetivo, pero rubrica un interior donde la calidad de materiales y los buenos ajustes mandan (es una gran noticia que haya mejorado con respecto a la anterior generación). Fíjate simplemente en los nuevos aireadores del climatizador, que imitan las turbinas de un avión, o a las partes que quedan como suspendidas, como la propia pantalla central o los paneles de las puertas.

El equipamiento que viene de serie está bien y es bastante completo en materia de tecnología (asistente de cambio involuntario de carril, sensores de aparcamiento, cámara trasera, luces de carretera automáticas, sistema MBUX 2.0, navegador...). Eso sí, para mejorar el panorama deberás pasar por caja y afrontar un desembolso importante a modo de paquetes que parten de la Línea Avantgarde (3.340 euros) hasta el Pack Plus Executive que cuesta 8.500 euros.

Prueba Mercedes Clase C trasera
Doble salida de escape para potenciar lrasera

Motor diésel y etiqueta ECO

En esta atmósfera tan sofisticada (a la unidad de pruebas no le falta casi nada), me pongo en marcha. Es un verdadero placer, porque desde el primer kilómetro te das cuenta de que todo en este Mercedes ha sido calculado para dotar al pasaje del máximo confort. Bajo el capó, un bloque 2.0 turbo de gasóleo con 200 CV que se asocia a la caja automática de 9 velocidades cuyo funcionamiento no puede ser más suave. 

Tiende siempre a llevar el motor muy relajado y, lo malo, es que eso le quita cierta respuesta cuando necesitas acelerar con energía. Si quieres más brío, o bien seleccionas un par de marchas menos de forma manual (desde las levas) o bien activas el modo Sport que lo hace por ti. No obstante, la inmediatez no es el punto fuerte de esta caja de cambios, sino la suavidad, que es exquisita.

Prueba Mercedes C220d relojes
Salidas de aire completamente renovadas

En cualquier caso, con 440 Nm de par, este bloque no es que te deje pegado al asiento constantemente, pero sí ofrece la suficiente aceleración para una conducción alegre. Te permite adelantar con seguridad, las incorporaciones a vías rápidas no son un problema y, además, está muy bien aislado: salvo al acelerar a fondo, el sonido del motor pasa totalmente desapercibido en el habitáculo. 

Por cierto, este cuatro cilindros diésel se ayuda de un sistema de 48 voltios que aporta 20 CV extra para ayudar en las fases de aceleración, tener Etiqueta ECO y ahorrar combustible: solo 5,3 l/100 km de gasto real para un conjunto que no es precisamente liviano.  Luego, la dirección se siente ligera y, por culpa de su asistencia eléctrica, no transmite demasiada información. 

Con varios programas de conducción

Con los modos de conducción puedes endurecerla, pero echo en falta un poquito más de peso para ganar más feeling (es precisa y rápida, eso sí). Y en cuanto a frenos, me pasa un poco lo mismo: frena bien (los datos lo corroboran), pero el tacto del pedal es mejorable, ya que echo en falta un mayor mordiente al principio del recorrido del pedal y una mayor progresividad.

De serie monta los típicos programas de conducción que varían la respuesta del cambio y el motor (en opción también pueden regular la dureza de la suspensión). Y otro extra interesante es el del eje trasero directriz (1.398 euros). Con él, las ruedas posteriores giran hasta 2,5 grados en sentido opuesto a las delanteras para ganar agilidad a velocidades por debajo de 60 km/h, aportando más maniobrabilidad y llegando a reducir el ángulo de giro por debajo de los 11 metros. 

Es la guinda a un modelo que ha dado un paso de gigante con respecto a su antecesor. Hay que agradecer a Mercedes su trabajo en man- tener un segmento, el de las berlinas medias premium, tan vivo.

Conclusión

Lo mejor

Calidad de construcción y confort de marcha

Lo peor

Tacto de pedal de freno

Ver otros acabados de Mercedes Clase C
  • Precio

    50.613

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    1.496 cc

  • Par motor

    440 Nm /1.800 rpm

  • Potencia Conjunta

    200 cv /4.200 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    455 L / 0 L

  • Aceleración 0-100

    7,3 s

  • Velocidad máxima

    245 km/h

  • Consumo oficial

    5.1 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    Diésel

Etiquetas:

Berlinas

Y además