Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba del Ford Explorer PHEV: FORD EN MAYÚSCULAS

prueba ford explorer phev
Nota

8

Te contamos cómo es y cómo se comporta el Ford Explorer, un modelo híbrido enchufable que es nuevo en nuestro mercado, pero que tiene a sus espaldas más de 20 años de experiencia.

Esta es la primera vez que el Ford Explorer se pone a la venta en España, pero en realidad es ya la sexta generación de este SUV perteneciente al segmento E, que mide cinco metros de largo, viene equipado con todos los extras de serie y sólo se ofrece en versión híbrida enchufable. Prueba del Ford Explorer PHEV.

Ford Explorer PHEV o Audi Q7 60 TFSIe, ¿cuál es mejor?

Y comienzo hablándote precisamente de su mecánica, que es el elemento que distingue a este modelo de su competencia y eso que hablamos de rivales tan duros, experimentados y lujosos como el Audi Q7, BMW X5 o Volvo XC90, porque tanto los alemanes como el sueco ofrecen en sus gamas versiones con motores de combustión y otras híbridas enchufables, pero Ford ha optado por apostar al 100% por una variante electrificada.

Vídeo: así es el nuevo Ford Explorer:

El conjunto híbrido está formado por un motor gasolina V6 de 3,0 litros con 363 CV, más uno eléctrico de 75 kW (102 CV). Entre ambos logran una potencia conjunta de 457 CV y 825 Nm de par, muy por encima de todos los SUV premium de la competencia, que rondan los 390 CV.

Este conjunto se nutre de la energía almacenada en una batería de 13,6 kWh de capacidad bruta, de los que 10,3 kWh son los que se utilizan en realidad. Y la encargada de enviar la potencia a ambos ejes es una caja de cambios es automática de diez velocidades.

Prueba del Ford Explorer PHEV

prueba ford explorer phev

Pero esto son cifras. Apabullantes, pero cifras. Lo importante es que cuando te pones al volante te transmite el poderío que esperas. Acelera con la fuerza de un camión y logra unas prestaciones realmente buenas para un coche que pesa nada menos que 2.525 kilos, que es una barbaridad la verdad. Y eso, sin duda, afecta a su comportamiento y consumo.

Vamos primero con el gasto de combustible. En esta prueba ha gastado una media de 11,1 litros, que no es una locura para su potencia, pero es un dato que sí se aleja muy mucho de las siempre inalcanzables cifras oficiales de los vehículos híbridos enchufables, que se obtienen acorde a la normativa, pero que en condiciones reales y excediendo los primeros 100 kilómetros son imposibles de conseguir, ya que pasada esa distancia ya no queda energía en la batería y el consumo empieza a dispararse.

prueba ford explorer phev

No obstante esto es algo que debes de tener en cuenta cuando viajes, porque en el día a día siempre circularás en modo eléctrico, ya que la autonomía real de la batería es de unos 40 kilómetros y lo puedes recargar tranquilamente en casa en un enchufe convencional en unas seis horas, por lo que no necesitas ni instalar un punto de carga específico.

También te hablaba de sus buenas prestaciones y para que lo tengas claro sólo te apunto un par de datos: en este test ha logrado pasar de 0 a 100 km/h en menos de 6,0 segundos y recuperar de 80 a 120 km/h en 3,6 segundos, así que los adelantamientos en carreteras secundarias te resultarán como un juego de niños.

Una vez al volante

Tenía curiosidad por descubrir si esta mole sería capaz de ofrecer ese tacto de conducción tan afinado típico de Ford. Pero cuando te pones al volante del Explorer, como ya te he adelantado antes, enseguida te das cuenta de que es un coche más rutero que dinámico. Es grande y pesado, por eso han optado por dotarlo con una configuración de suspensión más comodona de lo habitual en la marca. Y con la dirección pasa lo mismo, es más suave de lo habitual. Pero no creas que es un coche torpe, porque es hasta fácil de conducir para su tamaño y peso.

prueba ford explorer phev

Si tuviera que ponerle algún pero en el apartado dinámico, sería a su frenada, ya que necesita casi 39 metros para detenerse desde una velocidad de partida de 100 km/h. Está dentro de los valores que consideramos como seguros, pero pienso que debería mejorar en este apartado. Y eso que monta discos de 363 mm en el eje delantero y de 350 mm en el trasero.

Es el momento de parar y analizarlo por dentro. Como te decía al principio, tiene una longitud de 5.062 mm, así que es de suponer que ofrece un interior realmente amplio. Y así es. De hecho, tiene siete plazas de serie. La distancia entre ejes es de 3.025 mm, por lo que el espacio en el habitáculo está asegurado. Delante hasta los conductores más altos se sentirán como en un sillón de masaje de esos que hay en algunos centros comerciales. De hecho, no les falta ni esa función de masaje y, además, están calefactables y ventilados. En la fila dos, los asientos se pueden reclinar y mover longitudinalmente; y en la tercera los niños se sentirán cómodos en unas butacas que se pliegan de forma eléctrica.

Respecto a la tecnología que ofrece, hay que destacar el cuadro de mandos digital en 3D, que podría ser algo más personalizable, y, sobre todo, el sistema multimedia Sync-3 con pantalla táctil vertical de 10,1 pulgadas, cuyo manejo es bastante intuitivo.

Mi Opinión

No es un coche barato. De hecho es, de lejos, el Ford más caro de la gama. Pero viene con todo lo imaginable de serie y es entre 6.000 y 8.000 euros más económico que su competencia. ¿Merece la pena? Sí, pero quien se gasta este dinero, prefiere una marca premium.

Conclusión

Lo mejor

Comportamiento, potencia, equipamiento, siete plazas, confort en marcha

Lo peor

Frenos mejorables, precio algo elevado, peso excesivo

  • Tipo de Motor

    Híbrido enchufable

  • Cilindrada

    2.956 cc

  • Par motor

    825 Nm / -

  • Potencia Conjunta

    450 cv / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    2.274 L

  • Aceleración 0-100

    6,0 s

  • Velocidad máxima

    230 km/h

  • Consumo oficial

    3,1 l/100km

  • Precio

    79.350

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Ford Explorer Todo sobre Ford Explorer

Y además