Prueba

Audi A3 Sportback e-tron: prueba del A3 híbrido enchufable

Kike Ruiz

10/07/2014 - 11:34

Audi había dejado de lado la propulsión híbrida, pero el A3 Sportback e-tron va a cambiar esta tendencia. Nos ponemos al volante por primera vez para comprobarlo. A la venta en España desde septiembre por 40.460 euros (precio sin descuentos).

Con el R8 se pusieron por delante, pero después de aquello, Audi se quedó literalmente desenchufado de la tendencia híbrida. Ahora quieren volver a plantar cara a la competencia con el A3 Sportback e-tron, un retorno a la electricidad por la puerta grande que se materializa después del verano de 2014. AUTOBILD ya lo ha probado. Si quieres verlo rodar en directo, échale un ojo a este vídeo en el que lo probamos durante su fase de desarrollo.

En el verano de 2013 ya te adelantamos casi toda la información técnica del Audi A3 e-tron. Datos que ahora se confirman y se completan.

Se trata de un híbrido enchufable que lleva un motor de combustión 1.4 TFSI de 150 CV y otro eléctrico de 102 CV. Juntos logran una potencia conjunta de 150 kW, es decir, 204 CV.

Al poder conectarse a la corriente y contar con un paquete de baterías de ión-litio de 96 celdas con una capacidad de 8,8 kW/h, permite una autonomía teórica 100% eléctrica de 50 km. En esta primera prueba y en unas condiciones bastante favorables (no óptimas), practicando un estilo de conducción lo más eficiente posible, he logrado completar un total de 43 kilómetros circulando únicamente en modo eléctrico.

Modos de conducción del Audi A3 Sportback e-tron

Además de este modo EV (Electric Vehicule), el A3 Sportback e-tron cuenta con otras tres modalidades de conducción (puedes verlas en la galería de imágenes): Hybrid Auto, Hybrid Hold (que trata de optimizar el uso de la batería) y Hybrid Charge (que recarga la batería con la energía sobrante del motor de gasolina y viene especialmente bien cuando te acercas a zonas urbanas para así poder circular en modo EV sin gastar combustible). Aunque esta última posición es la menos eficiente, por lo que Audi recomienda preferiblemente conectar con frecuencia el cargador en el conector que está oculto tras los cuatro aros de la parrilla delantera en lugar de recargar la batería de esta manera.

Me ha llamado la atención que en modo EV no retiene ni recupera energía al levantar el pie del acelerador. Según los ingenieros de la marca, para alargar al máximo su autonomía circulando con 0 emisiones, ya que permite la navegación 'a vela' (como si fueras en punto muerto). Realmente está bien pensado, porque ya dispone de otros modos que permiten regenerar energía. Además, si quieres hacerlo también puedes, si pasas al modo manual del cambio S tronic.

 

Para cargar por completo la baterías se requiere de 3 horas y 45 minutos si lo haces con el enchufe convencional de casa y 2 horas y 30 segundos con tomas de corriente industriales.

“La movilidad eléctrica solo tendrá éxito entre los clientes si no supone una merma en el comportamiento y, por otro lado, siempre que no cambien su rutina de desplazamiento diaria”, opina uno de los responsables de este modelo, Heinz Hollerweger, mientras nos muestra la hoja de prestaciones del Audi A3 e-tron: con 7,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, 222 km/h de velocidad máxima y una punta de 130 km/ en modo totalmente eléctrico, este Sportback no se amilana ante otros modelos diésel o gasolina, más aún cuando anuncia una autonomía de 940 kilómetros para poder llegar donde te propongas.

Comportamiento del Audi A3 Sportback e-tron

Para moverse, como te decía, el A3 e-tron recurre al conocido 1.4 TSI de 150 CV y un motor eléctrico integrado en la transmisión con hasta 102 CV. Cuando trabajan juntos, este Audi rueda rápido y con soltura. Impresiona el impulso con el que arranca en los semáforos, y adelantar en carreteras de doble sentido es coser y cantar. En zonas de montaña es tan dinámico que te olvidas enseguida de los 300 kilos extra que supone respecto al 1.4 TFSI normal. Eso, sí, en este tipo de terrenos te recomiendo que selecciones la posición S del cambio S tronic de doble embrague con seis velocidades. Así, automáticamente pasas al modo Hybrid Hold y dispones del empuje de ambas mecánicas. Sin duda, no te decepcionará, porque cuenta con nada menos que 350 Nm de par.

Pero lo realmente interesante llega cuando pulsas un botón de la consola central y cambia a propulsión eléctrica. Es entonces cuando la electricidad se hace cargo de todo y sorprende la fuerza del coche. Que las ruedas chirríen al salir de un semáforo es algo que ya conocíamos de otros coches con batería, ya que este tipo de modelos descargan al instante todo su par motor. Aquí lo realmente sorprendente es la manera en que el e-tron prolonga ese empuje. Donde el Nissan Leaf y compañía pierden fuelle rápidamente, el Audi sigue con el mismo ímpetu. Y donde en otros modelos híbridos basta con aumentar levemente la intensidad sobre el pedal de acelerador para que se conecte el motor de combustión, en el Audi A3 e-tron se puede pisar a fondo (sin llegar a hacer kickdown), que bajo el capó se mantiene el silencio. Solo cuando se superan los 130 km/h entra en juego el cuatro cilindros.

En su primera salida a carretera, el Audi e-tron demuestra que no tiene una imagen en absoluto aburrida y presume de una nueva parrilla, que se distingue del resto de la gama por sus láminas horizontales cromadas. Además dispone de un difusor y bajos de caja específicos, así como un alerón de techo que hereda nada menos que del Audi S3

En esta primera prueba he podido comprobar que el Audi A3 Sportback e-tron tiene una doble cara. Puede ir tan suave y confortable como cualquier eléctrico, pero también con el empuje y par propios de un turbodiésel. Lo que más me ha gustado es que ambos motores actúan en armonía y apenas se nota cuando uno u otro entran en funcionamiento. Además, el ordenador de viaje arroja datos sorprendentes. No alcanza las favorables cifras oficiales de consumo, ya que Audi declara un gasto medio de solo 1,5 litros (35 g/km), pero en esta primera toma de contacto he podido comprobar que si eres cuidadoso con el pie derecho y sabes utilizar los distintos modos de conducción de forma correcta puedes alcanzar un consumo inferior a 3,0 litros (2,7 en mi caso) y si vas más a tu aire y aprovechas todo su potencial tampoco debes de preocuparte, porque el gasto medio se queda siempre por debajo de los 5,0 litros.

Interior del Audi A3 Sportback e-tron

En cuestiones prácticas hay que decir que el A3 Sportback e-tron apenas cambia respecto a otros A3 de cinco puertas. La única diferencia que aprecias al sentarte al volante es que el cuentarrevoluciones ha sido sustituido por un potenciómetro que te indica si la batería se está cargando, si conduces de forma eficiente o si entras en la zona 'Boost' de máxima entrega de energía (con ambos motores funcionando al mismo tiempo).

En cuanto al espacio disponible tampoco hay grandes diferencias, porque la batería va debajo de los asientos posteriores y no le restan habitabilidad. En cuanto al maletero, pierde el hueco adicional bajo el suelo con el que sí cuentan el resto de modelos de la gama y que aquí está ocupado por el depósito de combustible de 40 litros. De esta manera se debe conformar con un espacio de carga de 280 litros. Sí, no es demasiado, pero sus formas son muy aprovechables, da para cargar un par de maletas de viaje sin problemas y si tienes necesidad de más, puedes abatir los asientos y lograr un máximo de 1.120 litros.

Precio del Audi A3 Sportback e-tron

Ahora, ya solo queda por desvelar el precio del A3 Sportback e-tron. Está disponible desde septiembre por 40.460 euros, pero a eso le debes restar 4.500 euros de las ayudas del Gobierno a los vehículos que pueden recorrer más de 40 km en modo eléctrico y, si entregas un coche a cambio también te puedes beneficiar del Plan PIVE, así que el precio final, en el mejor de los casos es de 33.960 euros. Lo cual no está nada mal, teniendo en cuenta que no cuenta con el acabado básico Attraction sino que parte del Ambition, que cuenta con un equipamiento más completo. Si lo comparas con el TDI de 184 CV equivalente, cuyo par es similar (380 Nm) y, por tanto, también su empuje y respuesta, su precio (ya con descuentos) es incluso más barato (39.670 euros en el momento en que se escribe esta prueba para la versión con cambio S tronic) y eso que gasta bastante menos que el TDI, que declara una media de 4,9 litros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Todo sobre Audi

Audi A3 A3 Hatchback

Acabados de Audi A3 Hatchback 2017 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

7,5

Todo sobre Audi A3

Buscador de coches