Patrocinado por:

Práctico

Seis pasos para protegerte de la alergia al polen

Seis pasos para protegerte de la alergia al polen

Rebeca Álvarez

29/05/2014 - 11:17

Con las últimas lluvias de primavera, la alergia al polen va a arreciar de lo lindo. Y tener un filtro nuevo para que atrape este incómodo elemento es fundamental si quieres protegerte de las alergias y no quieres conducir entre estornudos. Pero también hay otros trucos para protegerse del polen el coche...

La alergia al polen en el coche no solo es incómodca. A la hora de conducir con alergia, también se puede hablar de peligro. Por eso es importante prevenir. ¿Sabías que si vas conduciendo a 120 km/h y estornudas unas cinco veces seguidas,  tu coche recorrerá 600 metros sin que te des cuenta de lo que ocurre a tu alrededor? Aquí te dejo más información sobre la alergia primaveral.

 ¡Aquí tienes seis pasos para protegerte de las alergias primaverales en el coche!

Este año se va a presentar especialmente duro para los alérgicos, ya que las copiosas lluvias que han anegado tantas zonas de la península van a traer una de las floraciones más altas vividas en los últimos años. Y eso, claro está, tendrá consecuencias en los que sufran de alguna alergia, sobre todo al polen, ya que estos granos, al mezclarse con el humo del gasóleo expulsado, se vuelven altamente reactivos en las ciudades.

El filtro del habitáculo es capaz de atrapar en su interior las partículas con un tamaño de hasta un micrón, entre las que se encuentran todos los tipos de polen, pero también el polvo y buena parte de las bacterias. Cuando se satura, este tamiz reduce notablemente la ventilación y la capacidad de renovación de aire del sistema de climatización. Pero lo peor es que cuando la suciedad empieza a acumularse en los conductos, también lo hace la humedad, y con ella, los hongos y bacterias. Ya sabes, con la primavera ¡limpia tu coche y déjalo como nuevo! 

1. Quita los tornillos de la guantera

El filtro de polen suele estar en el vano motor, justo bajo el parabrisas o detrás del compartimento de la guantera. Si está aquí, lo primero es desmontarla quitando sus tornillos o las grapas que lleve. Atención a las juntas de goma que pueda llevar.

2. Extrae la tapa aislante

Una vez quitada la tapa exterior de la guantera, hay que retirar la cubierta interior, que te dará acceso al filtro. Suele llevar acoplada una goma aislante o alguna tobera de ventilación. Fíjate bien en cómo va dispuesta para ponerla igual cuando lo vuelvas a montar. 

3. Retira el viejo filtro de polen

Ya tienes a la vista el viejo filtro. Retira sus soportes y, cuando lo saques, no lo arrojes a la basura normal. Debe reciclarse -como papel- y siempre sustituirse por uno específico del fabricante de tu coche o lo más probable es que no entre en este hueco. Aquí tienes más consejos para cambiar los filtros del polen de tu coche.

4. Unas diferencias muy notables

¿Por qué estornudabas tanto? Aquí está la muestra. El viejo filtro ya no podía absorber más. En este caso, ni siquiera sirve ‘soplarlo’ con aire a presión para limpiarlo. Tampoco lo metas en la lavadora o en el lavavajillas. Saldrá fatal y uno nuevo solo cuesta unos 10 euros.

5. Pon el nuevo filtro de polen

Antes de montarlo, pon el aire acondicionado en marcha, en modo recirculación, y vierte por completo el contenido de un aerosol desinfectante para limpiar el circuito. Tras esto, páralo y pon el filtro nuevo en su sitio. Pon atención a que quede bien dispuesto en su soporte.

6. Monta la tapa de la guantera

Trabajo inverso al de los pasos 2 y 1. Primero debes montar la cubierta del compartimento y después la tapa de la guantera. Primero debes encajar las bisagras que hacen que se abra y luego apretar los tornillos o las grapas. No te dejes fuera las gomas aislantes.

En el libro de mantenimiento debería aparecer cómo cambiarlo

Si no sabes bien dónde está el filtro del polen, busca su ubicación en el libro de mantenimiento de tu vehículo. No creas que te han dado un libro incompleto si no lo encuentras: no está en todos. Si lo encuentras, verás que el hueco más habitual es detrás de la guantera, pero puede estar en el vano motor o en algún sitio más escondido.

Además, en tu libro vendrá explicado, paso a paso, cómo cambiarlo, lo que te será de gran ayuda. Si no viene o no lo encuentras, siempre puedes buscar en Internet, en foros especializados en tu marca y modelo concretos. También encontrarás en estos portales consejos de todo tipo.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches