Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Todo lo que necesitas saber para llevar tu coche en ferry

Viajar con coche en ferry

En muchos casos sale más barato que alquilar un coche

¿Te vas de vacaciones a una isla? ¿Ibiza? ¿Las islas griegas?

Pues deja, primero, que me muera de envidia y, después, que te cuente que si no lo has hecho deberías valorar la posibilidad de llevar tu coche en ferry; así tendrás cómo moverte por la isla de una forma que, en muchas ocasiones, resulta más económica que el alquiler de un vehículo.

Son varias las compañías que ofrecen la posibilidad de surcar los mares acompañado de tu coche. El precio no es elevado y el servicio es tan cómodo que hasta podrás desembarcar al volante para no tener que esperar ni un segundo para empezar a disfrutar de la isla.

El funcionamiento de todas es muy similar. Hemos elegido el ejemplo de Baleria para explicarte cómo funciona lo de viajar con tu coche en barco.

Dónde viajará tu coche en el barco

Pocos medios de transporte ofrecen la independencia que te da el coche. Por eso, una vez en la isla puedes alquilar un vehículo (aquí tienes unos cuantos consejos para que el alquiler te salga más barato) o usar el tuyo.

La diferencia de precio entre ambas opciones no es mucha; incluso hay casos (bastantes) en los que embarcar tu coche es más rentable (por ejemplo, si tienes que llevar sillas de niños).

En el ferry el coche viajará en la bodega, pero tienes que reservarle un hueco.

Balearia explica que es importante que cuando rellenes el formulario indiques con precisión la marca, el modelo, la longitud y la altura del coche. Si engañas un poco y en el momento de embarcar comprueban que es más grande de lo declarado tendrás que pagar la diferencia. Lee bien la letra pequeña por si hay algún requisito que tu vehículo no cumpla o que suponga pagar un extra (más adelante hablamos de cómo embarcar vehículos especiales).

Documentación a presentar

Lo habitual es que te pidan el permiso de conducir, los papeles que acrediten la titularidad, además del seguro en vigor. Si viajas al extranjero, fuera de la Unión Europea, puede que te pidan también la carta verde del seguro; este documento certifica la existencia de la cobertura de responsabilidad civil obligatoria.

También es posible que el operario te pida revisar la ficha técnica para comprobar que las medidas se ajustan a la plaza que has reservado en bodega.

Precios, ¿cuánto cuesta llevar el coche en ferry?

Recurrimos a la web Ferry a Ibiza para hacernos una idea de lo que puede costar llevar el coche en ferry a la isla pitiusa.

El precio varía en función del punto de embarque:

  • Desde Valencia. 80 euros (ida y vuelta). A esto tendrás que sumarle 140 euros por persona (también para billete de ida y vuelta).
  • Desde Barcelona. 50 euros (ida y vuelta). El precio por persona, ida y vuelta, es de 140 euros.
  • Desde Palma de Mallorca. 50 euros (ida y vuelta). El precio por persona, ida y vuelta, en este caso es de 84 euros. Los residentes en Baleares pagan siete euros por coche ida y vuelta y 26.75 euros por persona ida y vuelta.
  • Desde Denia (Alicante). Desde 141 euros por coche ida y vuelta 175.00 euros por persona ida y vuelta

Y ya que estás en Ibiza si quieres pasar desde allí a Formentera con tu coche podrás hacerlo por 31 euros, ida y vuelta.

Ten en cuenta que los precios varían en función de la temporada.

Qué debes tener en cuenta si vas a viajar con tu coche en ferry

  • Llega con suficiente antelación. Balearia indica que deberás presentarte en el puerto 90 minutos antes de la salida del buque como hora límite, excepto en la línea Melilla-Málaga y Melilla-Almería que son de 60 minutos antes y la línea Ibiza-Formentera y Algeciras-Ceuta que son 30 minutos antes. 
  • En el momento del embarque sólo el conductor podrá embarcar junto con el mismo, el resto de pasajeros podrán hacerlo por los accesos de pasaje. Durante la travesía no se puede ir dentro del coche y el motor debe permanecer desconectado desde su detención tras el embarque y solo podrá procederse a su arranque tras la bajada de rampas y así sea indicado por un miembro de la tripulación.
  • Una vez dentro de barco, el cuidado del coche será responsabilidad de la compañía de transporte, pero, hasta ese momento, seguirá bajo la tutela del propietario
  • Al desembarcar sí podréis montar todos desde la bodega
  • En caso de encontrar algún desperfecto en el vehículo tras el viaje, los expertos aconsejan no abandonar el barco sin haber reclamado, y recabar toda la información necesaria para poder probar que esa raya o ese bollo han sido provocados durante la travesía

 

Lecturas recomendadas