Patrocinado por:

Práctico

Refrigeración del coche: cómo bajar la temperatura interior

Michael Fernández

12/07/2015 - 13:00

Verano: vacaciones, playa, sol y calor. Mucho calor. En tu mano está tener una óptima refrigeración en el coche porque hasta el mejor de los viajes se puede convertir en una tortura si el habitáculo no baja de los 23 grados. Pero no te agobies, ya que aquí tienes las claves para refrigerar tu automóvil de forma correcta.

Elige sombra. Elige revisión del vehículo antes de salir. Elige frescor. Elige calma al volante. Elige no deshidratarte al volante. Elige conducir descansado. Elige la mejor hora para viajar. Elige parasol. Elige ventilación. Elige no desesperarte. Elige la temperatura del coche adecuada. Elige tranquilidad en tus vacaciones. Elige verano.

Como pensaba el protagonista de la película ‘Trainspotting’ (Danny Boyle, 1996), la vida es una cuestión de elecciones. Asarte de calor o conducir tranquila y cómodamente no es una cuestión de azar. Es una decisión que está en tu mano. En la galería sobre cómo refrigerar tu coche verás paso a paso todo lo necesario para no asarte este verano tras el volante.

Excesivo calor puede ser peligroso

Te interesa: ¿Cómo actuar ante un incendio en el coche?

Demasiado calor puede ser no sólo molesto; aun dejando de lado lo poco agradable que es esta situación, no olvides que, en este caso, el sudor no es el mal mayor de las altas temperaturas en el automóvil. Éstas pueden alterar tus nervios, generando agresividad en tu comportamiento-y, por ende, en tu estilo de conducción-. También puede ocasionar fatiga -una de las principales causas de accidentalidad en las carreteras españolas-.

¿Y quién no ha visto afectada su visibilidad de la vía por deslumbramientos causados por la posición del sol?

Poco esfuerzo, muchos beneficios

Has elegido tranquilidad al volante y viaje placentero. Por eso vas a elegir frescor. Y para ello, sólo tendrás que tener en cuenta unos consejos fáciles de llevar a cabo.

Si tienes que aparcar el coche en la calle, busca una sombra. Ten en cuenta el tiempo que vas a dejarlo aparcado, y la posición del sol; la sombra mañanera probablemente haya pasado a ser un infierno soleado a las tres de la tarde. Bien es cierto que en ciudades como Madrid o Barcelona, en las que encontrar una plaza de aparcamiento es casi dar con un tesoro, no siempre es posible aparcar donde uno querría. Pero no dudes en ponerle el parasol al vehículo; al menos, el volante no quemará tus manos cuando vuelvas.

Pon atención a los pequeños detalles

El correcto mantenimiento de determinados puntos te puede ayudar a conseguir una temperatura del coche perfecta en el habitáculo -algo que no sólo te beneficia a ti, sino a la mecánica de tu vehículo-. Si tu coche tiene aire acondicionado, acércate a algún taller para que le revisen el circuito. Además, elimina las posibles impurezas que haya en el parabrisas, ya que pueden obstruir la entrada de aire.

Limpia tanto el interior como el exterior de tu coche; piensa que cuanto más limpias estén las superficies metálicas del motor, más fácilmente se eliminará el calor que éste genera.

Por último, recuerda pasarle una buena revisión antes de salir de viaje; no está de más que aproveches esta salida para cambiarle el aceite, revisar los neumáticos, rellenar el depósito del líquido refrigerante y que le eches un ojo al líquido del limpiaparabrisas. Más vale siempre prevenir que cuidar, eso está claro. ¿Ya está todo listo? Ahora elige el descanso. La tranquilidad. Y precaución en la carretera.

Prevé los calentones del motor

Te interesa: Qué hacer si tu coche sufre un calentón

- Compruebes que el estado de los manguitos, y que no hay fugas ni de aceite ni de agua.Los típicos calores veraniegos pueden ser el desencadenante de un calentón del motor, lo que te obligaría a detenerte y quién sabe si a suspender tu viaje. Por eso, antes de irte de vacaciones, conviene que:

- Verifiques que los niveles del aceite y del líquido refrigerante son los adecuados. De o ser así, rellena los depósitos.

- Es importante que tanto el circuito de refrigeración del coche como el radiador se encuentren en perfecto estado.

- Ésta es una avería más habitual en los vehículos antiguos; si este es tu caso, y en el viaje el vehículo sufre un calentón, pon en marcha la calefacción junto con el aire acondicionado -o el ventilador si no lo tiene- para así bajar la temperatura del coche.

Lecturas recomendadas

Michael Fernández

Alumno Máster de Periodismo de Motor

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches