Patrocinado por:

Práctico

¿Por qué usar gasolina con aditivos?

Susana Viñuela

25/08/2014 - 09:00

¿Por qué usar gasolina con aditivos? Algunas gasolineras ofrecen combustible normal con aditivos por el mismo precio. En el centro de pruebas de BP analizan y muestran sus beneficios

¿Merece la pena usar gasolina con aditivos? Siempre había pensado que eso de los añadidos en el combustible era más bien marketing, pero como no hay cosa que me guste más en la vida que alguien me demuestre lo equivocado que estoy en algo, me alegré un montón cuando surgió la posibilidad de visitar el centro técnico de BP en Bochum (Alemania).

No te pierdas: Mantenimiento básico del coche

En esta instalación al norte de ese país, y otras tres que la petrolera tiene en Reino Unido, EEUU, Sudáfrica y Australia, se desarrollan y prueban sus nuevos carburantes, así que he venido al lugar indicado para que me saquen de mis trece. Eso sí, tardo poco en darme cuenta de que aquí nadie va a hablar de qué aditivos exactamente ponen en sus productos. De hecho, ni siquiera consigo que me digan su número aproximado y a duras penas logro sacar que representan alrededor del 0,01% de lo que entra en el depósito. Información clasificada. Tanto, que una parte del tiempo de los laboratorios de este lugar se emplea en descomponer el diésel y la gasolina de sus competidores para ver qué están poniendo ellos.

Puede que en parte esto sea vigilar a la competencia, pero por otro lado, tienen que hacerlo. Me lo explica el director del centro, Norbert Neumann: “se trata de compuestos químicos complejos, tenemos que ver cómo interactúan entre sí. Imagínese que usted lleva diésel de Repsol, tiene el tanque a la mitad, lo llena para hacer un viaje y resulta que nuestros aditivos y los de ellos no solo no son compatibles, sino que dañan su coche. Esta es una actividad que, sinceramente, espero que nuestros competidores también estén llevando a cabo”.

¿Por qué usar gasolina con aditivos? Un chasis muy preciso

En los diferentes edificios de esta instalación hay sobre todo laboratorios y bancos de pruebas. En los laboratorios, se analizan muestras de petróleo y diferentes productos petrolíferos de medio mundo con técnicas como la espectrometría de masas con las que pueden obtener su composición molecular. Al fondo de un pasillo, en la sala más grande de uno de los edificios, un compartimento del tamaño de una furgoneta alberga una refinería en pequeño donde desarrollan nuevos procesos. En la planta de abajo, se dedican a analizar toberas de inyección, cámaras de combustión, válvulas de admisión... Cualquier parte de motor que pueda verse afectada por las impurezas del carburante o una ineficaz combustión. Bajo estos microscopios pasan desde piezas de motos de la India hasta el inyector de un camión de minería que opera en Australia. La mayoría están aquí porque acusaron fallos y presentan depósitos de material en zonas críticas.

Por otro lado el diésel o la gasolina pueden corroer algunas partes del motor, cosa que es especialmente dañina en el sistema de admisión: entre los aditivos hay algunos que contribuyen, según BP, a evitar este fenómeno. Me ha quedado claro qué sucede cuando se usa combustible de mala calidad: solo el depósito sobre las válvulas hace que pesen más y esto cambia la mezcla de aire en la admisión. Sin embargo todavía tengo algunas cuestiones sobre los esquivos aditivos que aclarar.

Por ejemplo, alguna vez he oído que llevan ¿detergentes?: “por supuesto, no son detergentes, y no nos gusta que los llamen así”, advierte Hening Böckmeier, un joven ingeniero químico de la planta. “Es verdad que producen el efecto de limpieza en la cámara y la tobera, por ejemplo, pero se trata siempre de una reacción química lenta, sin erosión mecánica sobre los depósitos, nadie quiere pequeñas partículas desprendidas justo ahí...”, aclara poco después. La mezcla de esta fórmula magistral tiene lugar en el momento de la carga de los camiones cisterna, a cuyos tanques entran dos tubos de diferente tamaño: uno para el carburante y otro para los aditivos. La elevada presión a la que se realiza el proceso evita la incómoda labor de tener que agitar el camión como si se tratara de una coctelera.

¿Por qué usar gasolina con aditivos? Así se miden los gases

Todo lo que sale del laboratorio se prueba, primero en bancos de motores y piezas individuales y, después, en vehículos concretos. Hay una colección bastante llamativa de coches sin matrícula en el ‘parking’ del centro sobre bancos de pruebas, ya que en este caso interesa controlar el mayor número de parámetros para poder validar el resultado. Los test se basan en el ciclo NECD europeo y en ellos se analizan desde el CO2, el CO o los NOx hasta las partículas más pequeñas resultantes de la combustión, al menos, las que tienen menos de 100 manómetros, ya que las que son más grandes no penetran en el organismo humano. Un operario controla que las gráficas en las que se muestran estas emisiones no contempladas en las normativas estén siempre en rangos mínimos.

¿Por qué usar gasolina con aditivos? La gasolina también corroe

La corrosión es un proceso electroquímico que puede afectar a prácticamente cualquier material. En la molécula de la gasolina y la del diésel hay muchos átomos de oxígeno, pero además hay otros tipos de corrosión que no requieren del O2 para tener lugar. En los laboratorios de BP se introducen muestras de acero y de cobre en el combustible para analizar cuándo se produce este fenómeno. Según me aseguraron, la barrita de la derecha estuvo sumergida en una gasolina sin aditivos, mientras que la de la derecha se había zambullido en ‘Premier Plus’. La cámara, las toberas y algunas otras piezas del sistema de alimentación están en permanente contacto con el combustible.

¿Por qué usar gasolina con aditivos? Tipos de carburante

Hablando de combustibles: menos negro significa más puro. En las probetas de la derecha se muestran los diferentes tipos de crudo que se extraen en las principales regiones petrolíferas del mundo. El de mejor calidad se obtiene en el Golfo Pérsico. Abajo están los diferentes tipos de carburante. De izquierda a derecha: crudo, náutico, de aviones, de camiones y de coches. La red que vendía diésel adulterado en España suministraba carburante de calefacción similar en impurezas al que usan los barcos; echar eso en un turismo es un ‘asesinato’.

¿Por qué usar gasolina con aditivos? Conclusión

 La gasolina o el diésel tienen más de 400 componentes. Si repostas un carburante premium, algunos tendrán aditivos con funciones tan dispares como subir un poco el octanaje, limpiar los depósitos de impurezas de la gasolina o de las  resultantes de la combustión. Sus efectos son imperceptibles por el conductor, pero si se obstruyen salidas en los inyectores, sin darte cuenta, pisas más el acelerador y gastas más. Y eso sí, si aparece un problema a causa de la mala combustión ya no vas a usar la calculadora para ver si merece la pena repostar gasolina con aditivos, sino para ver cómo vas a pagar una avería.

Lecturas recomendadas

Susana Viñuela

Redactora

Comunicando, que es gerundio.

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches