Skip to main content

Práctico

Pegatina de la DGT, ¿multan por no llevarla?

Pegatina DGT, ¿multan por no llevarla?

En algunas ciudades, el distintivo de Tráfico se ha convertido en la forma de clasificación de los coches para saber si pueden o no entrar en algunas zonas.

Vamos a hablar de los distintivos de Tráfico; en concreto, de si te pueden multar por no llevar la pegatina de la DGT. Actualmente, algunas ciudades españolas han querido valerse de esta clasificación creada por Tráfico para determinar si los coches pueden pasar o no a sus ciudades, con lo que el uso de la pegatina es obligatorio.

Las pegatinas de la DGT

Antes de analizar las sanciones que te pueden poner por no llevar la pegatina de la DGT, hagamos un breve resumen de lo que es esta clasificación. En la primavera de 2016 Tráfico creó unos distintivos mediambientales cuya función originaria era señalar que algunos coches eran más limpios que otros. Con estas pegatinas, la DGT quería catalogar en función de la letra y color de su pegatina a todos los vehículos en circulación, desde los que menos hasta los que más contaminaban. Y aunque estos distintivos de la DGT nacieron con un fin meramente informativo, su carácter ha ido cambiando con el tiempo.

No te pierdas: La forma más barata de conseguir la pegatina de la DGT

Pero, con la contaminación siendo un problema cada vez mayor, la idea fue mutando, y algunos ayuntamientos están legislando para que el uso de la pegatina de la DGT sea obligatorio; y, por ende, la ausencia de adhesivo puede suponer una sanción. ¿Cuáles son las multas que pueden poner a un coche sin etiqueta DGT? En este caso, la sanción la ponen los ayuntamientos, no la DGT (aunque sea esta la que otorgue las pegatinas). Por ello, dependiendo de la ciudad en la que estés, te sancionarán o no por uno u otro motivo. Te lo explicamos.

Las multas que pueden poner a un coche sin etiqueta DGT en Barcelona

Barcelona fue la primera ciudad en utilizar este distintivo de la DGT como argumento para poder multar a los coches más contaminantes. Como parte de su protocolo anticontaminación, el consistorio de Ada Colau anunció en diciembre de 2017 que desde ese día y hasta durante los episodios de alta polución, prohibiría la entrada al centro de la ciudad de los coches más contaminantes; es decir, a todos aquellos sin pegatina de la DGT. Y ojo, porque a partir de 2020, la prohibición a entrar al centro de  Barcelona para este tipo de vehículos será permanente.

La multa para los coches sin pegatina de la DGT que no cumplan esta normativa será de 100 euros (50 por pronto pago).

Las multas que pueden poner a un coche sin etiqueta DGT en Madrid

En noviembre de 2018 se activó Madrid Central, una gran APR a la que no pueden entrar los coches sin pegatina de la DGT. Y el pasado 24 de abril empezó a ser obligatorio en la ciudad de Madrid llevar visible la pegatina de la DGT. Tal y como informaron desde el propio consistorio, esta es una medida que "tiene fundamentalmente un carácter de sensibilización y también sirve de ayuda al control manual de las medidas de lucha contra la contaminación". En Madrid, la multa por no llevar la pegatina de la DGT es de 15 euros.

No te pierdas: Cómo moverte por Madrid durante el protocolo anticontaminación sin comprar coche nuevo

La obligatoriedad de llevar la pegatina de la DGT en Madrid tiene un ligero matiz que merece comentar. Y es que, tal y como ya informamos hace unas semanas, Madrid no está multando por no llevar la etiqueta DGT; o al menos, hasta la fecha no ha habido ninguna sanción por este motivo. Así lo sostiene un nuevo informe generado por Automovilistas Europeos Asociados.

Madrid no está multando por este motivo, según AEA

Desde AEA afirman que miles de vehículos están mal clasificados y que ni los agentes de movilidad ni la propia DGT han puesto una sola multa por no llevar la pegatina en Madrid. Y el problema no sería únicamente este; al parecer, y siempre según esta asociación, Tráfico no tendría competencias para clasificar técnicamente los vehículos, algo que actualmente se hace por el año y el tipo de combustible utilizado en el vehículo, por lo que habría miles de pegatinas que estarían mal puestas en los vehículos.

Otras irregularidades que afectarían a las pegatinas de la DGT afectarían al precio, el cual no está regulado (de ahí que vaya de los 5 a los 10 euros), algo que choca fuertemente con el hecho de que se enviaron pegatinas gratuitas a 4.500.000 automovilistas, discriminando a otros 14.000.000.

El problema de esta información radicaría en el negocio que se ha creado alrededor de las pegatinas de la DGT. Cada una de estas etiquetas tiene un precio de entre 5 y 10 euros, pero, tal y como denuncian desde Automovilistas Europeos Asociados (AEA), se habría generado un negocio de 70 millones de euros basado en estimación de contaminación de los vehículos.

Y además