Patrocinado por:

Práctico

Grenoble, así es la ciudad del tráfico eficiente

Noelia López

27/09/2014 - 17:47

Coches unipersonales que se mueven con electricidad y se inclinan al tomar las curvas. Un escenario de ciencia ficción que ya es una realidad en Grenoble donde se ha puesto en marcha el proyecto Cité Lib by Ha:mo. Conoce todos los detalles

Antes de nada, deja que te dé la bienvenida a Grenoble, la ciudad del tráfico eficiente.

Si hace un par de años, me hubiesen preguntado cómo veía la movilidad urbana del futuro, tendría claros bastantes aspectos. Debería ser económica, utilizar energías limpias y baratas, de mantenimiento fácil y con una optimización del espacio para evitar los atascos y poder acceder a todas partes.

Cuando me llegó el encargo de cubrir la inauguración del proyecto Cité Lib by Ha:mo puesto en marcha en Grenoble (Francia), debo reconocer que no lo conocía en profundidad y tras su inauguración, considero que es el primer paso para llegar a un concepto de movilidad urbana óptimo, al menos en ciudades no demasiado pobladas.

Las tres patas que aguantan la mesa

Crear un proyecto de esta envergadura requiere el compromiso de muchas partes y conseguir que a su vez sea beneficioso para todo el mundo. Las autoridades de Grenoble y su zona metropolitana están concienciados con el transporte urbano eficiente y llevan ya tiempo utilizando el car sharing o coche compartido con vehículos de combustión convencional e híbridos. El siguiente paso era constituir un esquema de movilidad urbana eléctrica y para ello necesitaban dos socios de envergadura: la empresa eléctrica francesa EDF y el mayor constructor de automóviles a nivel mundial: Toyota. Así, pues, las tres partes se pusieron a trabajar mano a mano con Cité Lib, empresa dedicada a gestionar el carsharing en Grenoble.

No te pierdas: cómo conseguir una conducción eficiente

EDF, mediante su sociedad Sodetrel, que está especializada en movilidad eléctrica eficiente, se ha encargado de todo el esquema eléctrico. Incluye 27 estaciones de carga situadas estratégicamente cerca de las principales paradas de transporte público para aprovechar sinergias y combinar cómodamente ambos sistemas de movilidad. Toyota, por su parte, se ha encargado de aportar los vehículos eléctricos, 35 unidades del COMS y otros tantos i-Road

¿Cómo funciona?

El funcionamiento del proyecto Cité Lib by Ha:mo es sencillo. Con tu smartphone, mediante una app, reservas el trayecto a realizar. Al llegar a la estación recoges el vehículo con tu tarjeta y más tarde lo devuelves en otra, donde tendrás una plaza reservada. Cuesta tres euros el primer cuarto de hora, dos el siguiente y un euro a partir de entonces.

Hasta 2015 la carga eléctrica es gratuita y a partir de entonces costará entre dos y cinco euros por cada hora de carga. El sistema se pondrá en marcha a partir del 1 de octubre; las cartas ya están sobre la mesa y ahora queda por ver si funciona. Sólo el tiempo dirá si este es el futuro de la movilidad urbana.

Prueba del i-Road

¿Y cómo es la movilidad con estos artefactos? El primero que tuve la oportunidad de probar fue el Toyota COMS, un vehículo que se parece más a un carrito de golf que a un coche. Sólo tiene una plaza y sus puertas son de tela. En la parte trasera tiene un pequeño maletero que te permite colocar las bolsas de la compra. Su conducción es muy relajada y con esfuerzo alcanza los 45 km/h, la velocidad máxima limitada que tienen ambos vehículos.

No te pierdas: ¿Por qué el VW e-Golf es el Golf más eficiente de la historia?

Pero, sin duda, el vehículo más interesante es el Toyota i-Road, un triciclo eléctrico basculante de dos plazas en tándem, de apenas 85 centímetros de ancho y poco más de 2,3 metros de largo (en una plaza de parking genérica entran hasta cuatro de éstos), que fue presentado en el Salón de Tokio en 2013. Me monto con respeto y arranco. Lo más problemático es que el coche gira con la rueda trasera, por lo que tengo que reprogramar mi mente, ya que esto no se parece a nada que haya conducido anteriormente.

Tengo la sensación de que estoy yendo de lado constantemente. Al girar, las ruedas delanteras se mueven automáticamente hacia arriba y abajo permitiendo la inclinación de la carrocería. Reconozco que al comienzo voy con cierta cautela, pero en cuanto le pillo el tranquillo el coche resulta tremendamente divertido. Sin duda, los habitantes de Grenoble van a disfrutar mientras favorecen la movilidad.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches