Patrocinado por:

Práctico

Cuatro claves para comprar una sillita de bebé

Cuatro claves para comprar una sillita de bebé

Vicente Cano

06/08/2015 - 12:24

Las principales cuatro claves para comprar una sillita de bebé no tienen que ver con grupos o con la normativa, porque esta la elección tan importante debe estar acorde con ellas, pero también con los gustos tuyos y de tu bebé y las características de tu coche.

Si has sido padre antes o al principio del verano, pronto tendrás que empezar a buscar un sistema de retención infantil para tu hijo y aquí puedes conocer las cuatro claves para comprar una sillita de bebé. Primero, una mala noticia, como te pasó cuando compraste el cochecito, aquí la moda marca unos precios que a veces pueden no solo ser desorbitados, sino no tener ningún sentido o relación con la seguridad de la sillitas de bebé.

No te pierdas: "Volvo desarrolla sillitas de bebé hinchables"

Así que mi primer consejo es el siguiente: déjate de marcas y diseños espaciales y apuesta por la seguridad y la comodidad. Y es que, al contrario que el cochecito, qué SRI -sistema de retención infantil- montar es un asunto que afecta a la seguridad de tu hijo más que a su comodidad o a la estética familiar, así que no hay más claves para comprar una sillita de bebé que fijarte bien en cuáles son las sillitas infantiles más seguras según el RACE o cualquier otro organismo independiente como el ADAC, el club de conductores principal de Alemania, por ejemplo. En cuanto al precio, para hacerte una idea, lo mejor es que eches un vistazo a cualquier comparador, en este caso el mejor es el de Idealo.

Claves para comprar una sillita de bebé: la seguridad frente a la comodidad

En último enlace del párrafo anterior o en el siguiente puedes repasar cuáles son las sillitas de bebé más seguras y ponerte un poco al día si entras en nuestra comparativa de sillitas de bebé. En todo caso y siendo purista ahora que todavía no te has decantado por ningún modelo, hay que decir que según los expertos, lo más seguro es llevar al bebé en contra del sentido de la marcha hasta los dos años

Hace unos días, en un accidente por alcance posterior, en el que el conductor que impactó contra el vehículo de delante iba bebido, murió un bebé de pocos meses. Al parecer, el impacto hizo que su SRI se empotrara contra el asiento delantero y el bebé se asfixió, una auténtica tragedia que muestra por qué es más seguro llevar al niño en contra de la marcha. El problema es que hay muy pocas sillitas, salvo la maxicoxi que dentro de poco dejarás de usar, preparadas para ser montadas así. 

Además, no todas las sillitas para el coche son seguras. Cuando tuve que comprar la de mi hijo, la dependienta trató de venderme una que no ofrecía ninguna sujeción para su cabeza en caso de impacto lateral y, cuando se lo comenté, se indignó conmigo y todo recordando sus años de experiencia. Experiencia vendiendo sillitas de bebé, no en crash test o rescatando gente de coches siniestrados. Me fui a otra tienda y compré una que sí ofrecía esa retención lateral en caso de impacto, que considero indispensable, sea cual sea el SRI que elijas. 

Claves para comprar una sillita de bebé: que se la pruebe

Por suerte, en las campañas de control del cinturón de seguridad y de las sillitas, la Guardia Civil no te va a exigir que el niño vaya en contra de la marcha si tu SRI no puede montarse así, aunque desde hace un tiempo ya no se permite que lleves a tu hijo en el asiento de delante si el coche tiene una segunda fila. Tampoco, aunque es el más seguro, se exige que el SRI disponga de un cojín de retención en lugar del arnés de cuatro puntos. 

Como curiosidad, te diré que hace un año y pico durante una exposición en el Museo de Porsche me encontré que el primer prototipo de cojín SRI fue un invento de Porsche hace 30 años, que lo montó en el Porsche P.E.S Tipo 960, puedes ver un vídeo de ese coche en el enlace anterior. Por desgracia, el cojín no está pensado para todos los niños, así que la segunda clave para comprar una sillita de bebé, que apuestes al mismo tiempo por su seguridad y por su comodidad, debe llevarte a que se pruebe su nueva sillita en la tienda. 

Las mejores sillas del grupo 0/0+

Esto también lo hice con el mío, que en su día no es que tuviera las piernas más rollizas que haya visto en un bebé ni, tampoco, es el niño más nervioso del mundo ni mucho menos. No la soportaba ni por un instante y me alegré mucho de hacer la prueba porque me la habría llevado sin contar con él y, a lo mejor, me habría tenido que comer con patatas un SRI que no sale por menos de 300 euros. ¿Por qué me la habría llevado? Porque se suponía que las sillas con cojín son las más seguras, pero en los últimos crash test de sillitas del ADAC resultó vencedora una que no lleva ni el cojín, ni tampoco usa el sistema Isofix.

Claves para comprar una sillita de bebé: Isofix o no Isofix

Esto me lleva al tercero de mis consejos para comprar una sillita de bebé: ¿debe tener obligatoriamente anclaje tipo Isofix? Sinceramente, lo mejor es que sí porque este sistema te permite una fijación óptima sea el modelo de coche que sea. Además, el anclaje que se esconde en la base del respaldo sujeta el asiento a la altura de la pelvis, algo muy bueno. Sin embargo, tampoco hay que volverse loco con el Isofix, porque hay sillitas muy seguras sin él.

 

En mi experiencia de cuatro años cambiando la sillita de mi hijo, sin Isofix, en quizá ya un centenar de modelos diferentes me ha pasado de todo, pero nunca que no haya podido ponerla. Y es que el primer problema de este sistema es que tu coche debe tenerlo, lo llevan el 99%, pero no el 100%. Además, a veces los anclajes Isofix de ciertos modelos no están pensados muy bien y la sillita puede tender a balancearse más de la cuenta. Este problema siempre puede estar presente en una sillita de bebé sin anclaje Isofix, pero de mi experiencia he aprendido algo. 

Tienes que probar la sillita de bebé en tu coche. Cada silla tiene el suelo de una forma distinta, al igual que lo es la de los propios asientos del vehículo. Hay sillitas sin Isofix cuya parte superior del respaldo, en algunos modelos concretos, puedes sujetar con la parte inferior del reposacabezas. Este es el caso del modelo que yo uso, casualmente el más seguro del mercado según el ADAC en 2014, que lo probó en uno de esos coches cuyos reposacabezas se prestan como sujeción adicional. Pero así como te digo esto, también es verdad que alguna vez me ha sido imposible colocarla a mi gusto en algún coche debido a la forma de sus asientos. Por eso te aconsejo que no solo pruebes la sillita con el niño, sino que la instales en tu coche para ver si irá bien sujeto. 

Claves para comprar una sillita de bebé: ¿Sabes cómo instalarlas correctamente?

Y lo anterior trae a colación el cuarto consejo para elegir una sillita de bebé ya que el 36% de las sillitas están mal instaladas. Tranquilo, esto no te hará merecedor de una sanción o te hará perder la tutela del niño, pero en caso de accidente puede resultar letal para tu hijo. De hecho, en más de una ocasión he visto a un Guardia Civil ofreciendo una clase práctica gratuita al respecto, en plena carretera, a un despistado padre. 

 

Antes de llegar a eso, pregunta en la tienda, ensaya en el aparcamiento y, por último, con el niño. Al igual que sucede con el cinturón de seguridad, todo debe ir tenso sin apretar demasiado ni cortar la circulación, pero jamás suelto. Y un último consejo para escoger una sillita de bebé: los tapizados de tela estampada de colores son preciosos, pero yo después de cuatro años estoy muy contento con el nylon negro que compré. ‘Incidentes’ vas a tener seguro, pero poder borrarlos con una balleta o un trapo húmedo es una gran ventaja. 

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches